Economía

Impulso industrial ‘acelera’ mejora de la economía en abril

La actividad económica apunta a un crecimiento anual de 1.8%, debido a que la industria ha sido el motor de la recuperación.

La actividad económica en México mejoró su desempeño en abril, y apunta a un crecimiento anual de 1.8 por ciento, impulsada principalmente por la industria, que ha sido el motor de la recuperación, aunque también se observó un mejor desempeño en los servicios.

Según los resultados del Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE), se estima una variación anual del Indicador Global de Actividad Económica (IGAE) con un aumento de 1.83 por ciento en el cuarto mes del año, suma 14 meses consecutivos con incrementos.

Dicha cifra se da luego de un avance de 0.50 por ciento a tasa anual en marzo pasado, 2.69 por ciento en febrero y 1.85 por ciento en enero.

De materializarse los resultados, durante en el primer cuatrimestre la economía crecería 1.72 por ciento en promedio.

Al interior, se estima un crecimiento anual de 2.5 por ciento en las actividades secundarias, su mayor variación desde enero.

Por su parte, se espera que las actividades terciarias presentan un aumento de 1.4 por ciento en su comparación respecto al mismo periodo del año pasado, sumando 14 meses de avances al hilo.

Finalmente, para abril de 2022 se estima un nivel del índice de 115 para el IGAE, de 101 en las actividades secundarias y de 116.8 en las actividades terciarias


En su comparación mensual, se proyecta que la economía presente un avance de 0.45 por ciento, las actividad industrial de 0.5 por ciento y en el sector servicios 0.4 por ciento.

Analistas destacaron el comportamiento positivo de la economía en los primeros meses del año, considerando la coyuntura global, pero advirtieron que hay riesgos por delante que podrían hacer que su dinamismo no se sostenga.

“Las estimaciones que arroja el IOAE para marzo y abril fueron una agradable sorpresa. El crecimiento en marzo sugiere que la cifra definitiva del PIB para el primer trimestre del año será revisada al alza, pasaría de 0.9 por ciento a un poco más de 1 por ciento, mientras que la estimación de abril muestra que la economía continuó en crecimiento. Dado el actual entorno de desaceleración global, estas cifras son favorables”, afirmó Víctor Ceja, economista en Jefe de Valmex.

“La economía ha presentado un crecimiento constante en los últimos seis meses –a tasa mensual– y esa es una situación positiva, sin embargo el ritmo de crecimiento ha sido lento e incluso por debajo de la tendencia histórica”, dijo Jacobo Rodríguez, director de Análisis Financiero de Black Wallstreet Capital.

El experto añadió que hay que tomar las cifras con cautela. “Todavía nos mantenemos por debajo de los niveles prepandemia y se alcanzarán hasta el siguiente año tomando en cuenta el ritmo de crecimiento actual de la economía. Creemos que la actividad económica crecerá 1.8 por ciento en 2022″.

Rodríguez destacó que las actividades secundarias presentaron el crecimiento más acelerado en abril, mientras que las actividades terciarias también subieron, pero a un ritmo más pausado. “Si la economía quiere ver un crecimiento acelerado es necesario que repunte el sector servicios”.

En su comunicado, el instituto informó que el IOAE no reemplaza los datos del IGAE, sino que complementa la información oficial.

Los resultados de este nuevo indicador se presentarán una semana antes de que se den a conocer las cifras del IGAE del mes en cuestión.

Añadió que el IOAE se genera a partir de un modelo estadístico de nowcasting, o estimación del momento actual, que permite mejorar la oportunidad con la que se da a conocer la información referida a variables macroeconómicas clave de periodos de referencia en el pasado inmediato.

Además, el IGAE y sus componentes se dan a conocer aproximadamente ocho semanas después de terminado el mes de referencia, el IOAE presentará sus estimaciones apenas tres semanas después del cierre del mes, adelantándose en cinco semanas a la salida de los datos oficiales.

Advierten riesgos

Luis Adrián Muñiz, subdirector de análisis económico de Vector Casa de Bolsa, indicó que las cifras del IOAE dan un mensaje, en términos de crecimiento, que los primeros meses del año fueron de aumentos constantes; sin embargo, consideró que este buen comportamiento no se va a sostener para los próximos meses, ya que hay bastantes riesgos a la baja para que la economía mantenga este paso.

“Los principales riesgos para la economía vienen por el lado externo, hay nerviosismo en el mercado por una posible recesión en Estados Unidos y si se llega a materializar nos va a arrastrar. Otro factor de riesgo serán los altos niveles de la inflación, por lo que el banco central tendrá que subir más su tasa de interés, lo que implicaría un menor crecimiento y veremos afectaciones en el consumo y la inversión”, agregó.

“La recuperación económica ha sido lenta, particularmente se debe a una inversión que no ha sido suficiente y a un gasto en construcción que ha registrado mucha volatilidad, por lo que este sector ha sido uno de los principales factores que obstaculiza el crecimiento y la recuperación del PIB mexicano hacia los niveles prepandemia”, indicó Ricardo Aguilar Abe, economista en jefe del Grupo Financiero Invex, a El Financiero Bloomberg.

Advirtió que “la economía estadounidense está en riesgo de una recesión, lo que sería dañino para la economía mexicana. Si continúan las presiones inflacionarias, la Fed será más restrictiva y es probable ver un escenario recesivo y eso también implicaría afectaciones para nuestra economía”.

Sector industrial se aceleraría

De manera desglosada, los resultados revelan que la industria se mantiene como el principal motor económico, ya que apunta a un crecimiento anual de 2.5 por ciento en el cuarto mes del presente año, su mejor cifra en tres meses. A tasa mensual, la estimación es que presente un avance de 0.5 por ciento en abril, por encima del 0.3 por ciento registrado para el tercer mes.

En cuanto al sector servicios, a tasa anual mejoró su dinamismo, al pasar de 0.3 por ciento en marzo a 1.4 por ciento en abril. En la variación mensual el indicador registró un avance de 1.0 en marzo, y se moderó a 0.4 por ciento en abril, según las estimaciones del INEGI.