Economía

Revisiones a camiones en Texas le costaron 42 mdd a transportistas mexicanos

Ese fue el efecto de solo seis días de chequeos individuales y meticulosos a camiones ordenados por el gobernador Greg Abbott.

Los seis días de chequeos individuales y meticulosos a camiones de carga en Texas salieron bastante caros a la industria mexicana.

La Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) estimó que el ‘sangrado’ económico a la industria ascendió a 42 millones de dólares en esos pocos días de revisiones ordenadas por Greg Abbott, gobernador de Texas.

Abbott impuso su política de revisiones bajo la lógica de que con estas se frenaría el contrabando tanto de mercancías como de personas migrantes en la frontera texana.

El resultado fueron, además de las pérdidas millonarias, filas kilométricas de tráileres en el lado mexicano de los cruces, con tiempos de espera de más de 20 horas en ocasiones.

El asunto se solucionó la semana pasada con la firma de acuerdos entre Abbott y sus homólogos en Nuevo León, Chihuahua, Coahuila y Tamaulipas. A cambio de la suspensión de las revisiones, los gobernadores mexicanos se comprometieron a redoblar la seguridad en sus lados de la frontera.

Pero el daño está hecho. El costo fue especialmente elevado para las industrias de autopartes, alimentos refrigerados (perecederos) y electrónicos, señaló Refugio Muñoz, vicepresidente ejecutivo de Canacar, en entrevista para El Financiero TV. Estas tres industrias son de alta exportación y una importante fuente de ingresos para la aún convaleciente economía mexicana.

El VP de Canacar señaló que los flujos comerciales de México hacia EU ya están prácticamente recuperados de la pandemia del COVID-19. No obstante, advirtió, movidas como la de Abbott amenazan la estabilidad de esos flujos.

“Después de los meses críticos del inicio de la pandemia, la actividad se ha venido recuperando de manera gradual. Prácticamente nuestra actividad está trabajando al 100 por ciento, pero este tipo de medidas, estimamos, van a afectar o afectaron las cadenas productivas”, comentó.

El gobernador texano liberó de inmediato el paso de camiones de carga hacia su estado, pero advirtió que si los gobiernos mexicanos no cumplen sus acuerdos, reestablecerá la política de revisiones.

De entre las entidades de EU, Texas es la que más comercia con México. El 74 por ciento de los cruces comerciales hacia el mercado estadounidense se hacen vía Texas.