Economía

Recuperación de la inversión productiva en México se estanca

El INEGI informó que la Inversión Fija Bruta bajó 0.01% respecto al mes previo, ante un retroceso de 0.6% en componente de construcción y un avance de 2.8% en maquinaria y equipo.

La inversión productiva en México anotó una caída marginal en octubre de 2021, con lo que ligó dos meses en declive, y se encuentra en niveles de hace 10 años.

El INEGI informó que la Inversión Fija Bruta bajó 0.01 por ciento respecto al mes previo, ante un retroceso de 0.6 por ciento en componente de construcción y un avance de 2.8 por ciento en maquinaria y equipo.

“Desafortunadamente, la inversión, que es motor de crecimiento y generación de empleos de calidad, no ha tenido un buen desempeño y se encuentra en niveles similares a marzo de 2011″, indicaron analistas de México Cómo Vamos.

Alberto Ramos, economista en jefe para América Latina, de Goldman Sachs, destacó que la inversión está 16.5 por ciento por debajo de su máximo de julio de 2018, lo que ilustra que el gasto en inversión era débil incluso antes de la crisis sanitaria.

“La inversión se estancó en octubre y venía de una caída en septiembre, esto es un problema porque no se ve un catalizador que pueda ayudar a revertir esta tendencia de no incrementos significativos”, dijo James Salazar, subdirector de análisis económico de CIBanco.

Añadió que “tampoco han ayudado los anuncios o las posturas que tiene la actual administración en algunos temas que han generan controversia y esto incide en el buen ánimo para tener un ambiente propicio de los negocios; a diferencia del consumo, la inversión se puede convertir en un lastre porque al final, es crecimiento hacia el futuro”.

“Esperamos que la inversión, en la parte de maquinaria y equipo, mantenga una recuperación más firme en comparación con el sector de construcción, que será impulsada por la mejoría en la industria norteamericana que hará que las empresa comiencen a invertir en la parte de bienes de capital”, aseguró Ricardo Aguilar Abe, economista en jefe del Grupo Financiero Invex


Advirtió que es primordial “el tema de las condiciones que se requieren para poder impulsar la inversión privada, sobre todo la certidumbre en cuanto a los contratos y ambientes que no afecten el patrimonio de los inversionistas de cualquier sector”.

Expectativas positivas

Hacia delante, el panorama para la inversión luce alentador, ante la dinámica en la economía estadounidense, pero especialistas consideran que hay incertidumbre debido a las políticas económicas que se han adoptado.

“En la inversión se espera un impulso por parte de la economía estadounidense en el 2022, esto atraerá inversiones en sectores como en la manufactura que favorecerá a México. Pero se han adoptado políticas económicas que han afectado a la inversión privada, es necesario hacer un cambio con un nuevo plan o propuesta del gobierno sobre la iniciativa privada que beneficie”, consideró Alejandro Saldaña, subdirector de análisis económico de Ve por Más.

Consumo sigue deprimido

Por su parte, el consumo privado se mantuvo deprimido en los últimos meses de 2021 y las expectativas son adversas, ante el repunte en el número de contagios por Covid. Avanzó en octubre 0.2 por ciento mensual, con lo que ligó cuatro meses con un bajo desempeño, según los registros del INEGI.

“Los contagios estuvieron relativamente bajos hacia finales del 2021 y una mejoría en el empleo ayudó al consumo. Sin embargo, el incremento en los contagios por ómicron se reflejaría al inicio del 2022, principalmente, en el gasto en servicios, qué es mucho más sensible al tema de la movilidad social”, consideró Saldaña.

Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base, señaló que el gasto en servicios se ha mantenido limitado desde la segunda mitad de 2021, cuando la variante delta impulsó una nueva ola de contagios, por lo que ante el alza en los casos por Covid-19 en lo que va de enero, es probable que hacia principios de 2022 el consumo del sector terciario vuelva a observar una disminución.

“Aunque hasta el momento parece que el impacto podría ser menor que en otras olas en términos de hospitalizaciones y fallecimientos, creemos que la actividad podría resentir esto”, indicaron por su parte analistas de Banorte. Explicaron que las personas aún tendrán que entrar en cuarentena, limitando su productividad.