Economía

Inversión en México tiene efecto negativo en el crecimiento, dicen economistas

Coincidieron en que el presupuesto de gasto de inversión es muy bajo y no genera un efecto de arrastre para la inversión privada.

El presupuesto de gasto de inversión en México tiene una contribución negativa al crecimiento económico, debido a que es muy bajo y no genera un efecto de arrastre para la inversión privada, coincidieron economistas.

José Luis Clavellina Miller, Investigador del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República, estimó que para 2021 el gasto público ha participado con el 0.2 por ciento del crecimiento del PIB y la inversión pública con -0.2 por ciento en crecimiento.

“El aporte de la parte pública al crecimiento es muy pequeño; para dar un verdadero impulso a la economía se requiere elevar la inversión pública, y eso sólo puede hacerse si se eleva la recaudación, ya que de lo contrario se tendría que recurrir a un endeudamiento interno y externo, pero sin una reforma fiscal este endeudamiento puede ser explosivo”, enfatizó.

Eduardo Loría, coordinador del Centro de Modelística y Pronósticos Económicos (CEMPE) de la Facultad de Economía de la UNAM, lamentó que la aportación del gasto de inversión pública al crecimiento sea negativa.

“Es decir, el gobierno puede invertir, puede gastar, pero eso no genera más crecimiento, por el contrario, le resta al crecimiento económico”, enfatizó.

“Si la forma en que se gasta contribuye negativamente al crecimiento, entonces estamos en el peor de los mundos, porque que tendría que modificar la estructura de gasto, no en la cantidad de gasto sino en la forma en que se hace, para que estas erogaciones contribuyan al crecimiento y no al decrecimiento”, subrayó.

Daniela Vianey García Pureco, coordinadora del Departamento de Teoría Económica y Economía Pública Facultad de Economía de la UNAM, destacó que los grandes proyectos de infraestructura sí están teniendo efectos positivos, pero no son sostenibles en el largo plazo, porque no hay un plan que lleve a cierto lugar en términos de infraestructura en 2050.

La economista detalló que no se puede invertir mucho porque no hay una buena recaudación de impuestos, ya que únicamente el país capta 14 por ciento del PIB por este concepto.

“Claramente estamos por debajo de todos los países de la OCDE y debajo de países africanos; incluso El Salvador cobra más impuestos que México”, destacó.

Loría descartó que las estimaciones del gasto de inversión que propone el paquete económico de 2022, se logren debido a que la tasa de interés está subiendo y van a tener que pagar mayor servicio de la deuda.

Asimismo, está saliendo capital y si los extranjeros están comprando menos bonos de deuda del país, es una presión sobre la tasa de interés, consecuentemente si se está comprando menos deuda mexicana tendrán que subir la tasa de interés a fuerza para que sea más atractivo invertir en deuda mexicana, esa es una segunda presión adicional sobre la tasa de interés a pesar de que la presión inflacionaria no sea por demanda sino por oferta, entonces estamos en una situación muy complicada.