Economía

Ve Banxico PIB de hasta 7%... y más inflación

El Banco Central actualizó también al alza los pronósticos de sus escenarios inferior y superior.

El Banco de México (Banxico) se unió el miércoles a la ‘ola’ optimista de pronósticos para la economía nacional, tras el dato de la actividad económica del primer trimestre, la fortaleza de la demanda externa y la reactivación interna ante el proceso de vacunación.

El Banco Central planteó sus previsiones para el PIB de México en tres escenarios. En el panorama central, prevé que la economía nacional avance 6 por ciento en 2021. En el escenario más optimista, el alza podría ser de 7 por ciento, mientras que en el extremo pesimista, el rebote sería solo de 5 por ciento.

En sus pronósticos anteriores, el Banxico había estimado crecimientos de 4.8 por ciento (escenario central); 6.7 por ciento (límite superior), y 2.8 por ciento (límite inferior).


Para 2022, la institución considera que la economía podría crecer 3 por ciento. Ante la incertidumbre que aún persiste por la pandemia, esa cifra podría moverse en un rango de 2 hasta 4 por ciento, añadió.

“Teníamos en el Informe trimestral anterior un escenario central de crecimiento de 4.8 por ciento. Con la publicación de este informe trimestral se está revisando al alza a un nivel de 6 por ciento. Esto refleja, en gran medida el impacto y la información que se conoció el miércoles de la semana pasada con motivo del primer trimestre de este año de la actividad económica, en el cual, si bien habíamos tenido un enero y febrero relativamente débiles, se tuvo una recuperación importante en marzo”, dijo Alejandro Díaz de León, gobernador del banco central.

Añadió que la recuperación es principalmente por el sector externo y los estímulos en Estados Unidos, además del proceso de vacunación y de una mayor movilidad en México.

El Banco Central se unió así a una tendencia que parece estarse extendiendo: la Secretaría de Hacienda también mejoró su previsión para este año, estimando ahora que la recuperación de la economía pueda alcanzar el 6.5 por ciento, de acuerdo con Gabriel Yorio, subsecretario de la dependencia.


Y no solo fue esa dependencia del Gobierno federal: la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) mejoró en medio punto porcentual su pronóstico (pasó a 5 por ciento), mientras que Goldman Sachs y Barclays calculan que el alza alcance el 6 por ciento.

¿Qué tuvieron esas actualizaciones en común? Que se conocieron después del sorprendente dato de crecimiento durante el primer trimestre de este año, un periodo del que se ‘esperaba poco’ debido a que varios estados del país estuvieron en semáforo rojo en enero (y con ello, restringieron actividades económicas) y a una tormenta que ‘congeló’ el suministro de gas para México en febrero.

Con todo y eso, la economía de México creció 0.8 por ciento con respecto al periodo octubre- diciembre, y el panorama para el trimestre que cierra este mes pinta mejor pues se proyecta que más estados pasen a semáforo verde el próximo viernes (incluyendo la Ciudad de México).

En su comparación anual, es decir, el primer trimestre de este año con el de 2020, el Inegi señaló que hubo una caída de 2.8 por ciento.

Además, el proceso de vacunación COVID está alcanzando nuevos niveles (abrió junio con récord, con más de 818 mil dosis aplicadas en un día) y la intención de la Secretaría de Salud es que pronto esa cifra llegue a un millón, con lo que se podría concluir este mes la vacunación a personas de 40 a 49 años.

Eso permitiría por fin avanzar al grupo más grande de mexicanas y mexicanos que esperan la vacuna COVID, las personas de 18 a 39 años, quienes también representan una proporción importante de la población económicamente activa del país.

En su reporte, Banxico indicó que si bien se espera que la recuperación se acelere en los próximos trimestres, se siguen enfrentando desafíos para una reactivación más expedita, duradera y generalizada de la demanda interna y del mercado laboral.

Banxico indicó que entre los riesgos para el crecimiento se encuentran los retrasos en el proceso de vacunación o un recrudecimiento de la pandemia, posibles cuellos de botella en las cadenas de suministro a nivel global, así como mayores costos de insumos y de producción a causa de la pandemia.

También, episodios adicionales de volatilidad en los mercados financieros internacionales y una recuperación de la inversión menor a la esperada.

Pronósticos en línea

Marco Oviedo, economista en jefe para América Latina de Barclays, indicó que los pronósticos de Banxico están en línea con sus estimados, pues en la firma se espera un crecimiento económico de 6.0 por ciento para este año. “La economía se está recuperando más rápido de lo que se estimaba hace poco”, enfatizó.

Joan Domene, economista sénior de Oxford Economics, coincidió en que estos estimados corresponden a lo que proyectaban, aunque todavía no se recuperaría el terreno perdido tras la crisis sanitaria.

Alberto Ramos, economista en jefe de Goldman Sachs para América Latina, destacó el aumento en las previsiones económicas, pues recientemente ellos también actualizaron su estimado a 5.9 por ciento.

“La Junta de Gobierno comentó que, aunque persisten los riesgos, la pandemia ha ido cediendo paulatinamente y se ha avanzado en la campaña de vacunación”, dijo, y añadió que esto ha permitido flexibilizar las restricciones implementadas por la pandemia, lo que aunado a los estímulos fiscales en EU, sugieren que la recuperación económica en el país se acelerará.

Empleo

El Banxico prevé que en 2021 se generen entre 370 mil y 570 mil puestos de trabajo en México, con base en las actualizaciones al alza para la economía nacional.

En el informe trimestral previo, la institución estimaba que se crearían entre 250 mil y 570 mil puestos de trabajo a lo largo de este año.

En 2020, la pandemia causó la pérdida de 647 mil empleos formales, de acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Cuenta corriente

La institución estima que, en línea con la actualización, el saldo en la balanza comercial sea de entre menos 3.7 y 1.3 miles de millones de dólares, cifras que representan menos 0.3 y 0.1 por ciento del PIB.

Por otra parte, el saldo en la cuenta corriente estaría entre menos 4.8 y 3.2 miles de millones de dólares, es decir, menos 0.4 y 0.2 por ciento del PIB.

En su informe trimestral de octubre-diciembre 2020, el Banco Central anticipó que el saldo en la balanza comercial sería de entre 1.5 y 6.5 mil millones de dólares (0.1 y 0.5 por ciento del PIB), mientras que el saldo de la cuenta corriente estaría entre menos 7.1 mil y 3.5 mil millones de dólares (-0.5 y 0.3 por ciento del PIB).

Inflación

Sobre este índice, el Banxico prevé que alcance un nivel de 4.8 por ciento en lo que será el último trimestre del año, 1.2 punto porcentuales más que el pronóstico previo.

La inflación se ubicó en 5.8 por ciento en la primera quincena de mayo, esto después de haber llegado hasta 6.08 por ciento en abril, su mayor nivel en más de tres años.

Banxico enfatizó que, pese a las presiones inflacionarias recientes, el nivel general de precios convergerá hacia la meta del 3 por ciento (+/- un punto porcentual) hacia el segundo trimestre del año entrante.