Economía

Pemex vendió dos plantas de hidrógeno en refinerías en sexenio de Peña; gobierno de AMLO busca recomprarlas

Los contratos fueron con las empresas Air Liquide y Linde.

Petróleos Mexicanos (Pemex) vendió dos plantas de hidrógeno en refinerías, que busca recomprar, de acuerdo con Octavio Romero Oropeza, director general de la petrolera.

En la conferencia mañanera, reveló que por instrucciones del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se buscará negociar dos contratos mediante los cuales la petrolera renta plantas de hidrógeno que antes eran suyas.

Las plantas se encuentran dentro de dos de sus seis refinerías y, fueron vendidas a privados en 2017 y 2018.


A su vez, Pemex firmó contratos para pagar a los privados rentas a 20 años por el uso de esas instalaciones.

El directivo detalló que los contratos se celebraron con las empresas Air Liquide, del 31 de agosto de 2017 por 52.7 millones de dólares, así como con Linde, vendida el 11 de abril de 2018, por 32.5 millones de dólares.

El directivo señaló que el gobierno anterior tenía la intención de vender todas las plantas de hidrógeno del Sistema Nacional de Refinación y sólo alcanzaron a vender las plantas de Tula y Madero.

“Afortunadamente la actual administración canceló la venta de la planta de Cadereyta y se está en proceso de negociación para la recompra de las plantas”, indicó.


Señaló que en cuanto al contrato de Pemex con Braskem–Idesa (BI) para el Suministro de Gas Etano, la presente administración alcanzó un memorando preliminar sobre el volumen de suministro y precio de gas etano con penas equitativas y bilaterales, en condiciones justas de mercado, que garantizan la consecución del convenio.

En el caso de la compra de Plantas de Fertilizantes, las anteriores administraciones pagaron a sobreprecio 216 millones de dólares para Agro Nitrogenados y 194 millones de dólares para Fertinal.

En el primer caso se llegó a un acuerdo reparatorio con el vendedor para que devuelva el sobreprecio pagado por Pemex.

Agregó que aunque estas plantas sumaron 21 años sin operar, en esta administración se continuó con el proceso de rehabilitación y en octubre de 2020 se inició con la producción de urea; actualmente produce 28.3 mil toneladas mensuales.

Por otra parte, expuso que pese a la suspensión en 2016 de la construcción de la Planta Coquizadora en Tula, Hidalgo, ésta se reactivará con una inversión adicional de 2 mil 640.3 millones de dólares para los próximos tres años y procesará 140 mil barriles diarios de combustóleo de las refinerías de Tula y Salamanca, que se transformarán en 42 mil barriles diarios de gasolina, 78 mil de diésel ultra bajo azufre y 20 mil de turbosina.

Con respecto a la participación de Pemex con la empresa Astilleros de Vigo en España, informó que concluyó en mayo de 2020, con la recuperación de la inversión inicial y la eliminación de garantías por un valor de 8 millones de dólares.