Economía

Sector asegurador en México, sin cambios sustantivos, enfrenta nuevos retos por pandemia: Hacienda

Se deben aprovechar las áreas de oportunidad y las lecciones de la COVID-19, dice el subsecretario Yorio.

El sector asegurador mexicano tiene una penetración de apenas 2.3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, cuatro veces menos de cobertura que tiene el promedio de los países de la OCDE, de 8.9 por ciento, lo que “ilustra el tamaño del reto”, afirmó la Secretaría de Hacienda.

La brecha en protección mundial de seguros se estima en alrededor de 162 billones de dólares. De esa cifra, el 96 por ciento se ubica en economías emergentes como la mexicana, precisó el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, durante la inauguración de la 30 Convención de Aseguradores AMIS, Arturo Herrera.

Y es que apenas el 1 por ciento de las pérdidas de desastres naturales en países en desarrollo estaban aseguradas, contra un 30 por ciento en países de desarrollo.


“Esta cifra no ha mejorado de manera sustantiva hasta años recientes. El Global Insurance Market Trance 2019, elaborado por la OCDE, refiere que en México la penetración del seguro es de apenas 2.3 por ciento del Producto Interno Bruto.

“Esto lo posiciona (a México) como uno de los países con más baja cobertura como porcentaje del PIB de la Organización, cuyo promedio fue de 8.9 por ciento; es decir, el país promedio de la OCDE tiene una cobertura que es casi cuatro veces más que la que tienen los mexicanos”, reveló el encargado de las finanzas públicas del país.

Arturo Herrera añadió que el pago per cápita promedio de seguros fue de 216 dólares anuales, mientras que en Chile, por ejemplo, se pagó 2.4 veces más. En Argentina este pago alcanzó 1.45 veces más que el de México, mientras que el de Brasil fue 1.27 veces más.

“Estos números ayudan a ilustrar el tamaño del reto”, aseveró.


Los desafíos de la pandemia

En su intervención, el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, destacó que México y el mundo enfrentan uno de los peores eventos contingentes de los últimos 80 años, pues el COVID- 19 ha impactado a la salud, a la economía global y a las familias.

“La crisis del COVID- 19 ha impactado a la salud, la economía global y a la economía de las familias. Este año aún estamos enfrentando las secuelas del COVID-19, y esta Convención número 30 representa una oportunidad para retomar los retos que ya enfrentaba el sector antes de la pandemia para discutir los nuevos desafíos que la pandemia ha traído al sector, y al mismo tiempo para aprovechar las áreas de oportunidad y lecciones aprendidas que ha generado el COVID- 19”, aseguró.

Indicó que el sector asegurador establece retos específicos para su crecimiento y profundización. Por este motivo, sus retos, aunados a los que ya traía, son la inclusión financiera, la educación financiera, la teoría del comportamiento y la digitalización, entre los más importantes.

Declaró que este año se siguen enfrentando las secuelas del coronavirus: “Las aseguradoras deben retomar los retos que ya enfrentaba el sector antes de la pandemia para discutir los nuevos desafíos que la pandemia ha traído y aprovechar las áreas de oportunidad”.

Pese a una mejora experimentada a lo largo de estos últimos años, el sector de las compañías aseguradoras adolece todavía de una baja penetración.

El 25 por ciento de la población tiene un seguro y las mujeres se cubren menos que los hombres: en 10 puntos base respecto a seguros médicos y de 12 puntos base en seguros de vida.