Economía

Restauranteros esperan tregua de Tláloc para lograr ‘muy buenos números’ este Día de las Madres

La Cámara Nacional de la Industria Restaurantera espera una derrama económica por mil millones de pesos.

Los restauranteros clavan el cuchillo en la tierra para que en el marco del festejo del próximo 10 de mayo no les llueva y puedan tener su mejor día de servicio e ingresos desde el inicio de la pandemia del nuevo coronavirus.

Esto, también apoyados en la confianza de los consumidores por el avance en la vacunación de los adultos de más de 50 años.

La Cámara Nacional de la Industria Restaurantera (Canirac) espera una derrama económica por mil millones de pesos solo por las mesas que se sirvan en el marco del Día de la Madre, contra los quizás 150 millones de pesos que calculan se consiguieron el año pasado, pues con el arribo del COVID-19 solo pudieron atender mediante servicio a domicilio en todo el país.

“El año pasado como estábamos cerrados en todo el país, pues realmente lo único que hubo de venta fue el servicio a domicilio que representaba algo así como el 10 por ciento, el año pasado cuando mucho fueron 150 millones de pesos lo que pudimos mandar de servicio a domicilio”, declaró Germán González, presidente de la Canirac.

La venta esperada por los restauranteros es todavía 44.4 por ciento debajo de los mil 800 millones de pesos que solía aportar la festividad antes de la pandemia, siendo las entidades con mayores restricciones Ciudad de México, Hidalgo, Puebla y Estado de México.

En las manos de Tláloc

Datos de la Canirac arrojan que solo en la Ciudad de México, 18 mil restaurantes tienen mesas en las aceras para poder solventar ventas debido a las restricciones de lugares cerrados.

Volumen que podría crecer, pues, junto con el semáforo amarillo, este viernes arrancó en la capital el programa de Ciudad al Aire Libre, que permitirá a los restaurantes fijar toldos que cubran a los consumidores de la lluvia y ráfagas de viento.

“Puede ser un gran fin de semana, el mejor que tengamos, pero todo dependerá si llueve o no, estamos en las manos de Tláloc, como internamente solo podemos el 50 por ciento de las mesas y lo demás en exterior, los días que llueve la venta se cae”, comentó Manolo Ablanedo, director de comunicación y marketing de Grupo Fishers.

De acuerdo con el pronóstico del clima de Google, el sábado el pronóstico de lluvia es del 24 por ciento a partir de las cuatro de la tarde, el domingo del 40 por ciento desde la una de la tarde, y el lunes 52 por ciento de esa misma hora en adelante.

Grupo Fishers cuenta con 32 sucursales, solo una está fuera de la Ciudad de México con un Hotel en Valle de Bravo. Para el 2021 se espera la apertura de uno nuevo en Plaza Oasis (CDMX) y otro en Cancún.

Por su parte, Sonora Grill, con sus 39 sucursales, asegura que su cobertura a nivel nacional les ha permitido solventar las restricciones del área metropolitana.

“Seguro vamos a duplicar lo que se tuvo el 10 de mayo del año pasado que estábamos limitados, hay regiones donde se ha manejado distinto, por ejemplo en Guadalajara tenemos mucho más aforo, igual que Playa del Carmen, Puerto Vallarta, entre otros”, señaló Ricardo Añorve, director de Sonora Grill.

Datos de Euromonitor arrojan que los ingresos de los restaurantes y bares sumaron 32 mil 431.6 millones de dólares, una reducción del 11.8 por ciento respecto al 2015.

Confían en adultos vacunados

Con los 11 millones de adultos mayores de 60 años que ya recibieron su vacuna contra el COVID-19, la industria restaurantera confía en que las familias llevarán a las mamás a pasar un rato en sus mesas.

“La vacunación nos va a ayudar a todos, tan pronto vacunemos a los grupos vulnerables, los médicos, maestros, y nos interesaría mucho también que se vacunara a las personas que hacemos servicio a público como restaurantes y cadena de hospitalidad de turismo”, consideró el presidente de la Canirac.

Sin embargo, pese al optimismo, todavía seis de cada 10 mexicanos prefiere cocinar algo en casa para pasar el 10 de mayo, reveló una encuesta de Kantar.

“Nos encontramos en un punto de la pandemia en donde,ya hay más lugares que están abriendo con sus respectivas medidas de seguridad para evitar contagios de COVID-19, aún así, las amas de casa prefieren quedarse en su hogar y esto puede responder a que quieren seguir cuidándose”, explicó Adrián Ávalos, gerente de estudios especiales de la División Worldpanel de Kantar México.

Otras respuestas que se obtuvieron de esta consulta fueron que: 4 de cada 10 obsequia o recibe flores.

“El año pasado solo vendimos 12 a 13 pedidos, cosa que no había pasado nunca y este mes ya estamos completamente saturados con un promedio de 60 arreglos por día”, celebró Fernando Gómez, director general De la Flor.