Economía

Con reforma, empresas tendrán que reconocer antigüedad de trabajadores en outsourcing

Los trabajadores que actualmente están contratados vía insourcing podrían ser los primeros beneficiados en el reconocimiento de su antigüedad.

Ante la prohibición de la subcontratación y eliminación del insourcing, las empresas tendrán que reconocer la antigüedad de los trabajadores que estaban contratados por outsouricng, ya que la reforma a Ley Federal del Trabajo (LFT) plantea que los empleados subcontratados pasen a formar parte de la nómina del patrón real.

Durante una reunión informativa virtual, Fernando Yllanes, presidente de la Comisión de Seguridad Social y Recursos Humanos de Concamin, indicó que actualmente existen compañías que tienen una empresa de servicios donde están los trabajadores, pero con la reforma legal esa relación ya no podrá continuar.

Con la reforma la subcontratación de personal quedará prohibida y, en consecuencia, la empresa principal tendrá que absorber esas relaciones laborales y tendrá que reconocer la antigüedad de los trabajadores.


“Al final del día esos trabajadores han venido prestando sus servicios en favor de la empresa principal en su calidad de beneficiaria, entonces, en términos generales esas antigüedades se van a conservar”, previó Yllanes.

No obstante, apuntó que una vez que entren en vigor los cambios a la LFT, cada empresa tendrá que revisar y analizar su caso específico, pero reiteró que el tema de reconocimiento de la antigüedad es muy importante.

Por su parte, Octavio Carvajal, presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social de Concamin, dijo que en el caso de los trabajadores que pasen de una empresa actualmente de prestación de servicios de personal a la empresa matriz “pues obviamente que la condicionante en la Ley es que se deberá de reconocer la antigüedad de los trabajadores”.

Es de mencionar que los trabajadores que actualmente están contratados vía insourcing podrían ser los primeros beneficiados en el reconocimiento de su antigüedad, ya que se trata de empleados subcontratados de forma interna a través de una empresa que forma parte de la misma empresa principal para la que prestan sus servicios.