Economía

Presupuesto para programas agroalimentarios creció 6.8% este 2021

A la Sader le fue asignado un presupuesto de 36 mil 301 millones de pesos para ocho programas.

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) dispondrá de 36 mil 301 millones de pesos para dispersar en ocho programas prioritarios del Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, fondos que representaron un crecimiento anual de 6.8 por ciento, de acuerdo con el documento “Pre-Criterios 2022″ publicados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El año pasado se tenían contemplados nueve programas prioritarios bajo la responsabilidad de Sader, pero este año la lista se redujo a ocho, ya que fue eliminado el programa “Crédito ganadero a la palabra”, cuyos fondos aprobados ascendieron a mil millones de pesos durante 2020 (absorbía el tres por ciento del presupuesto total).

La mayor rebanada del pastel se la llevó el programa “Producción para el bienestar”, ya que se le destinaron 13 mil 500 millones de pesos, lo que significó un incremento anual de 22.7 por ciento en comparación con el año anterior.


Además, debido a las elecciones intermedias, la Sader informó que durante el primer trimestre del 2021 entregó el 90 por ciento de los recursos de este programa, por lo que ya fueron repartidos más de 11 mil millones de pesos entre dos millones de productores de pequeña escala.

“La entrega anticipada de recursos en lo que va de este año obedece a una instrucción presidencial y al interés de propiciar la disponibilidad de recursos en las familias de los productores beneficiarios y en sus comunidades y localidades rurales para fortalecer su economía, en medio de la pandemia de COVID-19, y para prevenir la interrupción de flujo de recursos públicos durante el periodo de veda electoral”, señaló la dependencia.

“Producción para el bienestar” entrega apoyos por hectárea a productores de maíz, frijol, trigo, arroz, otros granos y sistema milpa, y también apoyos por productor para café, caña de azúcar, cacao y miel de abejas Apis y Meliponas.

A detalle, se observó que los presupuestos de los programas fertilizantes, precios de garantía y fomento a la agricultura, ganadería, pesca y acuicultura reportaron incrementos anuales de 46, 9.6 y 3.6 por ciento, respectivamente.

En tanto, los programas dedicados a la adquisición de leche nacional y los de Liconsa y Diconsa se mantuvieron sin cambios respecto al año previo.

El único perdedor fue el programa de “Sanidad e inocuidad agroalimentaria”, ya que este año le recortaron 20 por ciento a su presupuesto, al pasar de cuatro mil 28 millones en 2020 a tres mil 223 millones de pesos en 2021.

Juan Carlos Anaya, director general del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA) expresó en entrevista que el Gobierno no debería poner en riesgo el prestigio que ha ganado México a lo largo de muchos años en temas de sanidad e inocuidad, pero al ver el presupuesto, se ve que no es una prioridad.

“Necesitamos que el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) siga siendo un organismo fuerte. La sanidad es un tema de seguridad nacional y clave para el sector agropecuario del país. Somos el quinto país a nivel mundial con mayor sanidad y debemos mantenernos así”, dijo.