Deportes

Tom Brady: Los mejores momentos del QB en la NFL

El mariscal de campo es el elemento que más Super Bowls ha ganado en la historia con siete en total.

Tom Brady tiene un amargo sabor de boca con el equipo de Philadelphia Eagles, plantilla que se medirá ante los Buccaneers Tampa Bay en ronda de comodínes este fin de semana, ya que cuando el quarterback se encontraba con New England Patriots perdió el Super Bowl LII por marcador de 41-33, duelo que dejó entre ver la poca empatía que tenía, en ese momento Brady, quien no le estrechó la mano a su rival en turno, Nick Foles.

Durante la temporada, Eagles y Buccaneers se midieron en la fecha número 6, donde los comandados por Brady se quedaron con la victoria por pizarra de 28-22, pero, en esta ocasión, la situación será diferente, ya que el encuentro es a ‘matar o morir’ en caso de querer seguir vivos dentro del certamen.

Brady, quien es considerado una de las mejores joyas que la NFL ha tenido al ser el único mariscal de campo en obtener siete anillos, tendrá uno de sus mayores retos al buscar refrendar el título Lombardi que les corresponde.

Una de las mejores habilidades que tiene Brady dentro del emparrillado es la manera de salir de la zona de protección, pues cuando se siente atrapado o casi eliminado del juego, su rápida manera de resolver la situación crea que sus rivales no sepan por donde bloquearr los pases del mariscal de campo.

Sus aliados dentro del emparrillado en esta temporada fueron Antonio Brown, quien ya no es más elemento de los Bucaneros y, también, Rob Gronkowski, quien estuvo en sus mejores etapas con Nueva Inglaterra.

Una de las cualidades que tiene el mejor pagado de la NFL es el lanzar pases de larga distancia y corta, con el objetivo de hacer touchdowns o ganar yardas, para así seguir obteniendo mayor posesión de ovoide y terreno de juego.

A sus 44 años, Brady ha tenido la oportunidad de conquistar el campeonato Vince Lombardi: seis con New England Patriots y uno con los Buccaneers de Tampa Bay, marca que supera a los 49ers de San Francisco y Pittsburgh Steelers que cuenta, cada uno, con seis.