Deportes

¡Ilusión rojinegra! Atlas va por segunda estrella tras 70 años de sequía

En la temporada 1950-1951, Chivas fue su víctima y gracias a un penal, los zorros de coronaron en el Parque Oblatos.

Han pasado 70 años después de aquella ocasión en que el equipo de Atlas se consagró por primera y única vez en la historia del futbol mexicano, luego de un polémico triunfo ante las Chivas Rayadas del Guadalajara, correspondiente al torneo de 1950-51.

En esos momentos el conjunto rojinegro tenía en su manos el quedarse con el triunfo ante su acérrimo rival, ya que en caso de derrotarlos en el el Parque Oblatos, obtendrían su primera estrella profesional.

Hay que recordar que en esa ocasión la única diana fue gracias al futbolista Edwin Cubero, quien de penal, mandó guardar el esférico y con ello el trofeo les fue entregado.

Fue exactamente el pasado 22 de abril de 1951 cuando el entonces equipo dirigido por el entrenador Eduardo ‘Che’ Valdatti levantó el título que, hasta el momento, no han podido volver a conseguir, pues lo más cercano que estuvieron fue en el pasado verano de 1999, cuando de la mano de Ricardo La Volpe los tapatíos llegaron a la final ante Toluca, mismo que perdieron en tanda de penales.

Ahora y con un nuevo proyecto, los de la Academia se posicionaron en una final más en su historia, aunque esta ocasión será frente al León, un viejo conocido del conjunto de Jalisco, pues fue en su primer campeonato cuando peleaban con los esmeraldas el certamen azteca.

Esta vez las víctimas fueron los Pumas de la UNAM, conjunto que llegó por medio de la repesca gracias a que derrotaron, en la última fecha a Cruz Azul, Toluca en repechaje, América en cuartos de final y, para la semifinales, no pudieron ante los dirigidos por el entrenador Diego Cocca.

El camino de Atlas en este campeonato fue uno de los mejores que han tenido a lo largo de los últimos años, ya que gracias a su trabajo en el certamen regular, se quedaron con la segunda plaza con un total de 29 puntos, por debajo de las Águilas que acumularon 35 unidades.


Los rojinegros llegaron a dicha instancia con un empate (1-1 global) frente a su similar de Monterrey, escuadra que se quedó con las ganas de ser protagonista dentro de esta Liguilla.

Ya en las semifinales, los rojinegros fueron superiores en la eliminatoria ante los Pumas de la UNAM, y pese a la polémica, consiguieron su pase a la gran final al empatar 1-1 en el global para seguir manteniendo la ilusión rojinegra.

Ahora, el conjunto atlista recibirá por primera ocasión en su historia la final del futbol mexicano, ante un León que buscará su novena corona en su historia.