Culturas

PERFIL: Eduardo Lizalde, ‘El Tigre’, la voz de la poesía mexicana que se ‘apaga’

Con 93 años, Eduardo Lizalde fue uno de los escritores de mayor presencia en la literatura mexicana. Su partida duele a México y al mundo literario.

Las letras mexicanas están de luto tras la partida del poeta, ensayista, guionista de televisión y narrador Eduardo Lizalde, quien falleció este miércoles a la edad de 93 años, apagándose el alma de una voz poética que de por sí hace falta en estos tiempos.

Eduardo Lizalde fue uno de los escritores de mayor presencia en la literatura mexicana, ya que como periodista cultural publicó innumerables reseñas, particularmente de ópera, de la que era un ferviente admirador, incluso publicando un libro sobre el tema.

“El poeta mexicano que nos recordaba que ‘el amor era una blanda furia no expresable en palabras’. Hoy nos faltan justamente para lamentar su pérdida, Eduardo Lizalde nos deja un amplio legado en las letras mexicanas”, expresó la Secretaría de Cultura de la CDMX a través de su cuenta oficial de Twitter.

¿Quién fue Eduardo Lizalde, ‘El Tigre’?

Eduardo Lizalde Chávez nació en la Ciudad de México el 14 de julio de 1929. Fue hijo del ingeniero Juan Lizalde y de Elena García de la Cadena, quienes procrearon seis hijos uno de los cuales uno de sus hermanos fue el actor Enrique Lizalde; también era primo del cantante Óscar Chávez, fallecido en 2020.

El poeta, ensayista estudió en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), además de Música en la Escuela Superior de Música del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA); además dirigió la Casa del Lago de la UNAM. Fue por muchos años profesor de Literatura Española, Mexicana y Latinoamericana en la máxima casa de estudios del país.

Con Enrique González Rojo y Marco Antonio Montes de Oca creó el Grupo del Poeticismo, de breve duración. Más tarde desarrolló una poética personal, profundamente irónica y aparentemente coloquial, que lo acercó a otros dos poetas de su generación llegados a postulados parecidos por caminos distintos: Gerardo Deniz y Gabriel Zaid.

Sus obras más representativas son: El tigre en la casa (1970), La zorra enferma (1974), Caza mayor (1979), Tabernarios y eróticos (1989), Rosas (1994), Otros tigres (1995), Nueva memoria del tigre (2005), entre otras.

Entre los merecidos premios que recibió se encuentran el Xavier Villaurrutia 1970 por El tigre en la casa; Premio Nacional de Poesía Aguascalientes 1974 por La zorra enferma: el Nacional de Literatura y Lingüística 1988; Premio Iberoamericano Ramón López Velarde 2002. Medalla de Oro de Bellas Artes en reconocimiento a su trayectoria, 2009, entre otros.

Ingresó en 2006 como miembro de número de la Academia Mexicana de la Lengua. El 24 de mayo de 2007, tomó posesión de la silla XIV.

Entre los cargos que llegó a ocupar fue la de director de Radio Universidad; secretario general del Consejo Nacional de Cultura y Recreación para los Trabajadores; director general de Medios Audiovisuales de la SEP; subdirector de publicaciones del Conacyt; director general de Televisión de la República Mexicana, de Publicaciones y Medios de la SEP y de la Compañía Nacional de Ópera del INBA, entre otros.

Descanse en paz, Eduardo Lizalde, quien bajo la figura tutelar del tigre, emblema de potencia y ferocidad, erigió una obra exacta.


También lee: