Ciencia

Paciente sufre el caso más largo conocido de COVID antes de morir: 505 días, revela informe

Se pensaba que el paciente había superado el virus, con pruebas negativas que lo respaldaban, pero más tarde se detectó que la infección aún seguía, revela informe.

Un hombre en Gran Bretaña luchó contra la misma infección por COVID-19 durante casi 18 meses. De acuerdo con un estudio es el caso continuo más largo conocido desde el surgimiento de la pandemia de SARS-CoV-2. El paciente falleció 505 días después de ser diagnosticado en 2020.

Anteriormente, el caso más prolongado confirmado por PCR era de 335 días. No se han revelado los detalles del paciente, pero los médicos dijeron que el sistema inmunitario estaba gravemente comprometido.

Esta investigación, que será presentada en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ECCMID) este sábado en Lisboa, fue desarrollada por investigadores británicos del King’s College de Londres y el Guy’s and St Thomas’ NHS Foundation Trust.

Personas inmunodeprimidas

El equipo, que estudió el virus en nueve pacientes, también demostró que las nuevas variantes pueden proliferar en personas inmunodeprimidas.

Además, presentan los detalles de uno de los primeros casos de COVID oculto, en los que se pensaba que el paciente había superado el virus, con pruebas negativas que lo respaldaban, pero más tarde se detectó que la infección aún seguía.

Los investigadores querían ahondar en cómo el SARS-CoV-2 se desarrolla en las personas inmunodeprimidas con el paso del tiempo, además de estudiar las nuevas mutaciones y si evolucionan en las personas con infección permanente.

El estudio, realizado entre marzo y diciembre de 2020, involucró a nueve personas con el sistema inmune debilitado a causa de trasplante de órganos, VIH, cáncer o tratamientos médicos por otras enfermedades.


Todos ellos dieron positivo por COVID-19 durante al menos ocho semanas y, aunque las infecciones duraron 73 días de media, hubo dos que la tuvieron de forma permanente durante más de un año.

Las variantes

Las muestras tomadas regularmente y los análisis genéticos del virus señalaron que cinco de los nueve pacientes desarrollaron, mutaciones asociadas con variantes como la alfa, delta y ómicron.

“Esto demuestra que las mutaciones encontradas en variantes de preocupación pueden surgir en pacientes inmunodeprimidos y apoya la idea que nuevas variantes de los virus puedan desarrollarse en individuos inmunodeprimidos”, indicó Luke Bladgon Snell, del Guy’s and St Thomas’ NHS Foundation Trust.

Sin embargo, el autor principal de la investigación recalcó que ninguno de los pacientes “desarrolló nuevas variantes que se hayan convertido en variantes de preocupación.”

Además, aunque este estudio demuestra que pueden surgir variantes en personas con el sistema inmune debilitado, “aún desconocemos si las anteriores variantes de preocupación como alfa, delta y ómicron se originaron de este modo”.

Dos de los pacientes se curaron sin tratamiento, otros dos lo hicieron con terapias de anticuerpos y antivíricos y otro aún no ha superado la infección.

El caso del paciente con COVID por 505 días

Este paciente, en su último tratamiento a principios de 2022, tenía infección en curso desde hacía 412 días y si sigue siendo positivo en su próxima cita, “es probable que supere la infección anterior más larga conocida de 505 días descrita en este informe”, señala el ECCMID, en un comunicado.

La investigación describe, además, uno de los primeros casos de una infección de covid-19 oculta -diferente de la covid persistente- y que también se ha descrito con otros virus como los que causan ébola o hepatitis B.

El paciente era sintomático y dio positivo por covid antes de recuperarse, tras lo que dio negativo varias veces antes de desarrollar síntomas otra vez meses más tarde.

Una prueba PCR dio un resultado positivo y la secuenciación del genoma del virus en ese momento sugería que la infección la había causado la variante alfa, que había sido eliminada del Reino Unido, lo que implicaba que el virus estuvo presenten en el cuerpo desde la infección inicial, pero no se detectó.