Ciencia

Alfa, delta y ómicron: Estas son las diferencias que presentan los pacientes según la variante

El virus SARS-CoV-2, causante del COVID-19, sigue contagiando a millones de personas en todo el mundo con sus variantes emergentes.

El COVID-19 ha causado estragos a la humanidad desde 2020. Considerada como una de las pandemias más grandes en la historia, el virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad, sigue contagiando a millones de personas en todo el mundo con sus variantes emergentes.

La variante preocupante descrita recientemente denominada ómicron (B.1.1.529) se ha extendido rápidamente por todo el mundo, y ahora es responsable de la mayoría de los casos de COVID-19 en muchos países, poniendo en alerta a los expertos y a las autoridades de salud.

Ahora, un estudio realizado por los médicos del Hospital Metodista de Houston, Texas, en Estados Unidos, mostró las principales diferencias entre los pacientes infectados con ómicron y las variantes alfa y delta del coronavirus.

El estudio publicado en The American Journal of Pathology el pasado 3 de febrero, se basó en el análisis de 40 mil 991 muestras de individuos infectados con las tres cepas, en el marco de un sistema de salud del área metropolitana de Houston. Las muestras fueron tomadas entre el 27 de noviembre de 2021 y el 5 de enero de 2022, cuando se registró el primer caso de ómicron en esa localidad.

Ómicron se propaga mucho más rápido

Solo tres semanas después de que se identificara por primera vez la variante de ómicron entre los pacientes de Hospital Metodista de Houston, esta variante rápidamente se convirtió en la causa de la mayoría de los casos nuevos.

Por el contrario, la variante delta tardó unos tres meses en alcanzar el mismo hito después de la detección inicial. Causando el 98 por ciento de todos los casos nuevos de COVID-19 a principios de 2022, ómicron había infectado a 4 mil 468 pacientes para el 5 de enero.

“Irrupción” de la vacuna

La variante ómicron causó más casos de “irrupción” de la vacuna que alfa y delta; es decir, más pacientes infectados con ómicron dieron positivo después de haber sido vacunados con la dosis completa, revela el estudio.

Así, un total de 156 personas (3.5 por ciento) se infectaron con ómicron al menos una semana después de recibir la primera dosis frente a 494 (3.1 por ciento) de los pacientes con delta. Mientras tanto, mil 786 (40 por ciento) dieron positivo 14 días después de la segunda inyección frente a 3 mil 679 (23.4 por ciento) y 711 (15.9 por ciento) al menos dos semanas después de la dosis de refuerzo frente a 140 (0.9 por ciento).

De acuerdo con los especialista del Hospital Metodista de Houston, el aumento de casos de ‘irrupción’ se debe a una posible disminución de la inmunidad.

Ómicron infecta a los más jóvenes

Los pacientes de ómicron son significativamente más jóvenes que los contagiados con alfa o delta, lo que podría ser atribuido, según refiere el estudio, al frecuente incumplimiento de las medidas de bioseguridad. Sin embargo, tienen menos probabilidades de ser hospitalizados y tienen estadías hospitalarias más cortas que pacientes con COVID-19 causado por las variantes alfa o delta.

La mediana de edad de los pacientes de ómicron fue de 44.3 años, en comparación con las edades de 50 para alfa y 48.3 para delta; la duración de la estancia de los pacientes hospitalizados fue de 3.2 días para ómicron, 5.1 días para alfa y 5.4 días para delta. Ómicron resultó en el 55.4 por ciento de los casos de irrupción en pacientes vacunados, mientras que solo el 5.4 por ciento y el 0.9 por ciento de los pacientes vacunados estaban infectados con las variantes alfa y delta, respectivamente.



También lee: