Ciencia

¿Será? Ómicron tiene un 80% menos de riesgo de hospitalización por COVID: estudio

Investigadores sudafricanos encontraron que los casos de la nueva variante tenían menos probabilidades de enfermedad grave y un riesgo reducido de hospitalización.

Las personas que contraen COVID-19 en la actual cuarta ola de infecciones tienen un 80 por ciento menos de probabilidades de ser hospitalizados si contraen la variante ómicron, en comparación con otras variantes, según un estudio publicado por el Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles de Sudáfrica.

Una vez hospitalizado, el riesgo de enfermedad grave no difiere de otras variantes, dijeron los autores del estudio preliminar dirigidos por las científicas Nicole Walter y Cheryl Cohen.

En comparación con las infecciones por variante delta en Sudáfrica entre abril y noviembre, las infecciones por ómicron se asocian con un 70 por ciento menos de riesgo de enfermedad grave, dijeron. Los datos de la variante ómicron se recopilaron durante los dos meses a noviembre.

Desde que fue identificada por científicos sudafricanos el 25 de noviembre, la variante ómicron ha impulsado un número récord de casos en todo el país. La economía más desarrollada de África ha inoculado completamente alrededor del 44 por ciento de su población adulta durante un periodo de siete meses.

En los datos que se envían a una publicación médica preimpresa, MedRxiv, los autores ajustaron varios factores de confusión que podrían influir en los resultados, incluida la edad, el sexo y si los casos eran reinfecciones conocidas. Para la gravedad de la enfermedad después de la admisión, también ajustaron la presencia de otras enfermedades y la inmunización previa.

El estudio también mostró que aquellos infectados con la variante ómicron pueden tener cargas virales más altas.

El estudio es “importante”, aunque el uso de los llamados controles históricos cuando se compara con las infecciones delta entre abril y noviembre significa que su resultado puede estar sesgado por cuestiones de tiempo, dijo Paul Hunter, profesor de medicina en la Universidad de East Anglia, en el Reino Unido.

“Entonces, aunque los casos de ómicron tenían menos probabilidades de terminar en el hospital que los casos de delta, no es posible decir si esto se debe a diferencias inherentes en la virulencia o si esto se debe a una mayor inmunidad de la población en noviembre en comparación con antes en el año”, dijo Hunter.