CDMX

‘Buscan boicotear la revocación de mandato’, revira Sheinbaum al INE… y Murayama le responde

Después de que el INE ordenó retirar la propaganda a favor de la consulta, Sheinbaum dijo que esta acción es una prueba “clara” que busca violentar la libertad de expresión.

“Algunos consejeros del INE tienen como objetivo boicotear el proceso de revocación de mandato”, escribió este sábado la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, en su cuenta de Twitter.

Ayer viernes, el órgano electoral ordenó el retiro de la propaganda sobre la consulta popular por ser ilegal en tiempos de veda. Después de la decisión, la mandataria capitalina aseguró en sus redes sociales que esta acción es una prueba “clara” que busca violentar la libertad de expresión de la ciudadanía.

Tras la publicación, el consejero del INE, Ciro Murayama, le contestó a Sheinbaum cuestionando quién mandó a poner los espectaculares y de dónde salió el dinero para promover la revocación de mandato. Incluso, señaló que a la funcionaria le molesta “que se retire esa propaganda política anónima y con fondos opacos”.

INE ordena retirar propaganda en 19 estados

El Instituto Nacional Electoral (INE) declaró procedentes las medidas cautelares contra Morena y la organización Que siga la democracia por la colocación de propaganda de la consulta de revocación de mandato en 19 estados de la República Mexicana.

La Comisión de Quejas y Denuncias del órgano electoral remarcó que la ciudadanía está en plena libertad de externar su posición en torno a la consulta del próximo 10 de abril. Sin embargo, estas expresiones deben estar libres de “financiamiento público y de intervenciones partidistas o gubernamentales”.

La investigación realizada por el instituto encontró que la propaganda que no cumple con este requisito consiste en:

  • 278 anuncios espectaculares
  • 21 elementos de propaganda adherida en equipamiento urbano
  • 36 bardas
  • 11 lonas

La Comisión señaló que esos elementos “guardan exacta identidad gráfica, tipo, costo, magnitud y ubicación, misma que resulta coincidente con la propaganda difundida por Que Siga la Democracia en su portal de internet”.

Producto de un análisis, el instituto consideró que dicha propaganda no puede considerarse como ciudadana, sino que “es resultado de una posible simulación en forma de estrategia a nivel nacional ajena al derecho de la ciudadanía para participar en este ejercicio, esto es, una campaña orquestada”, lo que viola lo que dice la Constitución sobre el proceso.