Border

Acepta su derrota Cisneros contra Henry Cuellar en primarias de Texas

El congresista venció una vez más a la candidata Cisneros y al llamado grupo ‘Progresista’ con sede en Nueva York.

LAREDO, Texas.- Tras un recuento de votos de las primarias en Texas, la abogada Jessica Cisneros, quien contendía contra Henry Cuellar para ser el candidato por el partido Demócrata en las próximas elecciones generales de noviembre, reconoció su derrota este martes.

Con menos de 300 votos de diferencia, el congresista venció una vez más a la candidata Cisneros y al llamado grupo “Progresista” con sede en Nueva York, que ha logrado dividir al partido Demócrata y hacerlo más débil ante los Republicanos.

Por medio de un comunicado, Jessica reconoció haber perdido la carrera por cuarta vez aún cuando solicitó recuento de votos en dos ocasiones.

“Los resultados de la segunda vuelta #TX28 no son por lo que habíamos luchado”, tuiteó Cisneros, quien fue respaldada por los principales promotores de un movimiento que los demócratas extremistas denominan “Progresista”, incluidos en este senadores que han quedado fuera en campañas presidenciales o bien no recibieron de Biden los nombramientos que esperaban, como los senadores Elizabeth Warren de Massachusetts quien no fue elegida vicepresidente como lo fue Kamala Harris y Bernie Sanders de Vermont, así como también la representante Alexandra Ocasio-Cortez de Nueva York.

Cisneros agradeció, además, a todo su personal, voluntarios y organizaciones que se involucraron en su campaña, y a aquellos que la apoyaron como familiares y amigos por dos ocasiones continuas. El apoyo del grupo del norte del país que se identifica como “Progresista” es ampliamente criticado en el Distrito 28, porque es precisamente en Washington y las áreas Republicanas donde no entienden la situación específica de las ciudades fronterizas, han declarado en múltiples ocasiones líderes de la región.

“Su autodenominación de ‘Progresistas’ va de votar por cualquier propuesta Demócrata, sin importar cuál sea”, así consideran que eso los convertirá en un buen congresista Demócrata. “Este grupo solo acepta un standard: Votar siempre por propuestas demócratas. Ellos tratan de ‘purificar’ a los Demócratas y no aceptan la diversidad”, expresó Henry Cuellar, al respecto en entrevista para el canal MSNBC.

Más que beneficiar al partido, el movimiento ha logrado crear separación en el mismo. Y es que apoya, sin duda, indirectamente al partido Republicano ya que trata de remover a congresistas y políticos de amplia experiencia y que ellos consideran tienen muchos años en el poder, mientras que la ciudadanía los ha han mantenido en el cargo debido a los resultados logrados a lo largo de su gestión.

Con esta victoria, Cuellar buscará su décima reelección, y es el único demócrata que mantiene una postura antiaborto, lo que lo ha puesto en desacuerdo con importantes personalidades de su partido en un momento en que los derechos reproductivos están más amenazados que nunca, de acuerdo a información que ha permeado de la resolución que la Suprema Corte debe de resolver en las próximas semanas, de lo cual se conoce que los jueces conservadores se están preparando para revocar las leyes federales que protegen al aborto.

Cuellar cuenta con el respaldo de demócratas fuertemente establecidos como la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi y el líder de la mayoría de la Cámara, Steny Hoyer.

En el Condado de Webb, y en el sur de Texas, exceptuando San Antonio, obtuvo el apoyo del 80 por ciento de los votantes demócratas.

Algunos pueden haber visto la carrera entre Cuéllar y Cisneros como un indicador de la posición del Partido Demócrata bajo el liderazgo actual, ya sea que la vieja guardia mantenga su control sobre él, lo que dejaría una amplia oportunidad para que los distritos que colindan con México pierdan su escaño en el congreso, situación que preocupa a lideres y grupos hispanos.