Border

Mujeres de El Paso: los ‘sugar daddies’ pueden cometer fraude

Este engaño regularme lo comenten supuestos hombres de edad mayor, con una buena posición económica lo que les permite gastar grandes cantidades de dinero con mujeres menores.

Gracias al internet y la tecnología, empleados de diversas empresas tuvieron la oportunidad de trabajar desde casa y acortar el distanciamiento social que trajo la pandemia del COVID-19; sin embargo, estas herramientas también han generado que delincuentes cibernéticos se aprovechen para intentar cometer fraudes.

En esta ocasión el Buró Federal de Investigaciones de El Paso (FBI) lanzó una alerta sobre un nuevo tipo de estafa, la cual afecta a mujeres jóvenes y adultas a través de los llamados “Sugar daddies”.

Andrés Hernández, supervisor del FBI en el área de El Paso, dio a conocer que este engaño regularme lo comenten supuestos hombres de edad mayor, con una buena posición económica lo que les permite gastar grandes cantidades de dinero con mujeres menores.

Explicó que el engaño está dirigido a jóvenes que cursan la universidad, pero también a mujeres de 55 a 65 años.

“Los estafadores ven en este grupo de personas a alguien para ofrecer su amistad para así acudir a comer y bailar,” dijo Hernández.

Los llamados “Sugar Daddies” operan en las redes sociales y tienen especial atención en aquellas mujeres que han perdido sus empleos o que tienen alguna necesidad económica. Especialmente se enfocan en quienes, a través de sus redes sociales, publican que no pueden cubrir sus recibos, comestibles para sus familias y sus rentas.

Esta información es utilizada por los “Sugar Daddies” para tener empatía con ellas y de esta manera llevar a cabo la estafa.

Una vez que conocen a su posible víctima, envían mensajes privados, crean una amistad y les dicen que ellos pueden ayudar a mejorar su situación económica.

Se ganan su amistad y les invitan cenas o bailes y en determinado momento se ofrecen a ayudar económicamente, para ello les prometen enviar un cheque por mil dólares.

“Sin embargo, el monto del cheque es del doble, es decir dos mil dólares por medio de una tarjeta de regalo,” comentó Hernández.

El fraude consiste en que dicen a su víctima que le enviarán mil dólares en cheque, luego les dicen que por error enviaron dos mil, así que les piden que les envíen de inmediato los mil dólares extras y ellas consiguen dinero prestado para enviar dicha cantidad, pero al llegar al banco les informan que el cheque es falso.

Angélica Ramírez, madre de una joven estudiante, dijo que ella fue presa fácil de estos delincuentes ya que se aprovecharon de su inexperiencia.

“Buscan mujeres que pueden pecar de inocentes. Igual esta vez no fue mucho dinero, pero es necesario alertar a todos para estar pendientes,” comentó la madre de la víctima.

Agregó que la pandemia ha provocado que gente sin escrúpulos dañe a otros, por lo que cualquier mujer - en cualquier rango de edad- no está a salvo de caer en uno de estos engaños, por lo que lo único que se puede hacer, es ser más selectivos a la hora de tener contacto con nuevas personas.

El FBI recomienda que para evitar caer en estas estafas hay que limitar más la información que publican en sus redes sociales. Asimismo, que al recibir por redes sociales mensajes de un desconocido es importante investigar su foto y perfil, sobretodo tener más cuidado si la persona parece demasiado perfecta y pide rápidamente información personal.

Es fundamental no otorgar información financiera y rechazar las invitaciones que haga este desconocido, principalmente si pide una cita en corto tiempo.