Tokio 2020

¿Los guías de los atletas paralímpicos también reciben medalla?

Tras el éxito obtenido por Mónica Rodríguez y su compañero, Kevin Aguilar, te decimos cuál es el papel del guía en el atletismo paralímpico.

Se les conoce como guías, pero también son atletas, entrenadores y amigos de los corredores que compiten en el atletismo para deportistas con ceguera o debilidad visual, y sí, ellos también reciben medallas.

Tras ver la gran hazaña realizada por la tapatía Mónica Rodríguez que obtuvo el oro en los 1500 metros planos femenil en la categoría T11 e impuso un récord del mundo en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, es necesario destacar el papel de Kevin Aguilar y los guías que acompañan en todo momento a los atletas rumbo a la gloria del olimpo.

Cabe destacar que en el atletismo, la categoría T11 hace referencia a todos aquellos corredores que tienen una discapacidad visual total.


Algunos de ellos solo pueden distinguir un objeto a 25 centímetros de distancia o menos, por lo que a la hora de la competencia deben portar gafas oscuras y un guía vidente, que es el que los y las dirige durante la carrera.

¿Los guías también reciben medalla paralímpica o solo la atleta?

Tras el éxito obtenido en el Estadio Olímpico de Tokio, el deporte paralímpico reconoció a Rodríguez y Aguilar como un equipo, ya que no se puede llegar a la cima sin la cooperación ni ayuda del otro, por lo que también son premiados.

De hecho, en la ceremonia de entrega de medallas, las atletas y sus guías también reciben la presea, pues el espíritu olímpico y paralímpico reconocen la ayuda, colaboración, esfuerzo y deportivismo del guía, que también se prepara y entrena a la par de su compañera o compañero y es clave para su éxito.

En Londres 2012, la mexicana Daniela Eugenia Velasco se colgó la medalla de bronce en los 400 metros planos T12, en compañía de su guía, José Guadalupe Fuentes, quien también fue condecorado con la presea, pues fue parte importante del éxito de Daniela.

De hecho, fue a partir de Londres 2012 cuando se decidió premiar a los compañeros de ruta de todos los deportistas que sufren de ceguera parcial o total, dándoles un lugar en el podio.

El compañero ‘perfecto’

En el mundo, muchos de los guías que desafortunadamente no tienen éxito en el deporte olímpico, por diferentes circunstancias, son captados por los entrenadores nacionales de atletismo para débiles visuales y les proponen ser guías y seguir con su vida de deportista.

Pese a que la función es ser el acompañante del atleta en entrenamientos o competencias, inclusive algunos de ellos son los propios entrenadores que se encargan de corregirlos tácticamente y prepararlos física y mentalmente.

Ello también implica que el guía sea un atleta de alto rendimiento, pues no pueden ser más lentos que sus compañeros, ya que los podrían perjudicar y costarles la clasificación o una medalla.

Es un trabajo de coordinación y de movimientos simultáneos, pues el compañero debe correr al lado del competidor o competidora, ya que cuando el atleta apoya el pie izquierdo, ellos apoyan el pie derecho, y viceversa.

Sin embargo, existen algunos puntos a resaltar en los que el acompañante debe obedecer pues de lo contrario, sería una descalificación automática:

  • El guía solo puede servir para orientar al corredor.
  • No puede empujar ni jalar al corredor
  • Debe permanecer a la par que su compañero, nunca adelante.
  • No se puede cruzar la línea de meta antes que el corredor. Es por eso que dejan que su compañero se adelante y detenga el cronometro.