Tokio 2020

Paola Morán mejora su marca, pero no le alcanza para meterse a final de los 400 metros

La velocista mexicana finaliza quinta de su heat con tiempo de 51.06 segundos, pero queda fuera de la final de los 400 metros de la rama femenil en Tokio 2020.

La velocista mexicana Paola Morán se despide de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 con su mejor marca de la temporada, pero finaliza quinta de su heat con tiempo de 51.06 segundos y queda fuera de la final de los 400 metros de la rama femenil.

En lo que fue su segunda competencia en el Estadio Olímpico de Tokio, tras correr la ronda de clasificación, Morán Errejón enfrentó la madrugada de este miércoles la instancia de semifinales, en el segundo heat, en la que culminó en el quinto sitio, con tiempo de 51.06 segundos, registro que le valió su mejor marca de la temporada.

Con este resultado, la tapatía se quedó en la antesala de las medallas, a la que solo accedieron los dos primeros lugares de las tres semifinales más los dos mejores tiempos, con lo que Morán terminó su primera aventura olímpica.


“Fue una carrera muy dura, salí un poco lento, no esperaba ese ritmo tan rápido y al no ver a mis rivales, sentí que no salí tan rápido, traté de recuperar en los últimos 100 metros, pero no fue suficiente para alcanzarlas”, compartió la medallista panamericana en Lima 2019.

Sobre su debut en unos Juegos Olímpicos, en Tokio 2020, la jalisciense se mostró contenta y muy orgullosa por haber llegado al máximo escenario del deporte amateur.

“No fueron como yo los esperaba, la verdad es que fue una preparación muy difícil para mí, tuve muchos altibajos esta temporada, pero me siento orgullosa de estar aquí, de haber competido y de haber hecho la mejor marca de la temporada”, puntualizó.

La corredora adelantó que continuará con su preparación en territorio mexicano, con el objetivo puesto en el siguiente ciclo olímpico y llegar a París 2024, donde, dijo, buscará la revancha.

“Vamos a seguir entrenando, a seguir con la preparación para llegar a París con todo”, aseguró.