Tokio 2020

Japón defiende su corona en el softbol; gana el oro derrotando a EU

Las japonesas vencieron en una repetición de su triunfo en Beijing 2008.

Japón ganó su segunda medalla de oro olímpica consecutiva en softbol, venciendo a Estados Unidos 2-0 este martes en una emotiva repetición de su victoria en Beijing 2008 que nuevamente dejó a las estadounidenses llorando.

Yukiko Ueno conectó un hit en la sexta entrada cinco días después de cumplir 39 años, y Japón apagó un intento de rally estadounidense con una doble jugada acrobática en la sexta entrada que se repetirá durante mucho tiempo.

Japón lideró 2-0 cuando Michelle Moultrie conectó un sencillo al abrir el sexto ante el lanzador zurdo de 20 años Miu Goto.


Goto le dio a Hayley McCleney su primer ponche de los Juegos Olímpicos con un lanzamiento de 69 mph en las manos, permitió un sencillo a Janie Reed.

Con dos dentro y un out, Amanda Chichester lanzó un cohete en la muñeca izquierda de la antesalista Yu Yamatmoto. La pelota rebotó en la posición perfecta de la campocorto Mana Atsumi, quien sacó su guante para lanzar un revés y luego hizo un tiro en salto al segunda base Yuka Ichiguchi para doblar a Moultrie.

Reed luego hizo una atrapada en salto en la pared del jardín izquierdo para robarle a Yamato Fujita un jonrón de dos carreras en la mitad inferior.

Ueno (2-0) reingresó al costado en el séptimo y retiró a las estadounidenses en orden, sacando a Delaney Spaulding una falta al receptor que desató una celebración.


La bateadora No. 9 Mana Atsumi tuvo un hit en el cuadro para anotar carreras en la cuarta entrada y Fujita conectó un sencillo productor a Monica Abbott en la quinta para construir una ventaja de 2-0.

Ueno mejoró a 9-1 en su carrera olímpica, permitiendo dos hits, ponchando a cinco y caminando a dos. Reed triplicó el guante de Eri Yamada y la pared del jardín central con un out en el primero. Eso fue lo más cerca que estuvo Estados Unidos de anotar.

Abbott, relevada un día antes de cumplir 36 años, y la abridora estadounidense Cat Osterman, de 38 años, fueron los últimos vestigios del equipo estadounidense que perdió ante Japón 3-1 en una dolorosa derrota 4 mil 723 días antes y 1 mil 300 millas de distancia. Osterman cedió las dos primeras carreras de ese juego y Abbott la última.

Mientras que los estadounidenses vestían camisetas y mallas azules en contraste con las camisetas y pantalones cortos rojos de 2008, el resultado fue el mismo: Japón ganó su segundo oro de softbol en lugar de que Estados Unidos sumara una medalla más a sus victorias de 1996, 2000 y 2004.

Ante 34 mil 46 asientos, en su mayoría vacíos, el estadio de Yokohama, Japón, segundo clasificado, logró superar las primeras carreras limpias de las estadounidenses mejor clasificados en el torneo de seis partidos. La ofensiva de Estados Unidos farfulló como lo hizo a lo largo de los Juegos Olímpicos, con un total de solo nueve carreras.

Ueno permitió dos hits, ponchó a cinco y caminó dos en seis entradas mientras se combinaba con Goto en un triple.

Osterman, quien salió del retiro con el objetivo de sumar una medalla de oro a la que ganó en 2004, permitió dos hits en dos entradas en blanco. Con seis bateadoras derechas consecutivos en la tercera entrada, el entrenador de Estados Unidos, Ken Eriksen, reemplazó a la zurda por la derecha de 28 años Ally Carda (0-1).

Fujita conectó un sencillo en el intento de zambullirse del segunda base Ali Aguilar al abrir el cuarto, fue sacrificado a la segunda y tomó la tercera en una remontada.

Yuka Ichiguchi caminó y Eriksen se fue al montículo con Atsumi, el bateador número 9 zurdo, acercándose. Carda se quedó adentro, y Atsumi conectó un lento salto de dos a segunda y se deslizó por delante del tiro de Aguilar cuando Fujita anotó.

Yu Yamamoto conectó un sencillo con dos outs en el quinto, y Abbott entró y lanzó un wild pitch, luego permitió que Fujita conectara un sencillo a la derecha para una ventaja de 2-0.