Tech

Lleva tu certificado de vacunación COVID debajo de tu piel en un chip

El chip se puede implantar con una inyección y el procedimiento es reversible, informó la compañía.

El certificado de vacunación es lo de hoy. Ya te lo solicitan para ingresar a conciertos o eventos deportivos y pronto podrás llevarlo debajo de tu piel a todos lados.

La empresa sueca Epicenter trabaja en el desarrollo de un microchip que se puede implantar debajo de la piel, según reveló un portal especializado en tecnología.

Particularmente, este chip se puede implantar entre los dedos pulgar e índice o en uno de tus brazos.

De acuerdo con la empresa, este novedoso microchip utiliza la tecnología NFC (Near Field Communication) para conectarse con un celular compatible que se encuentre cercano.

Además, estos chips son tan avanzados y de tamaño similar al de un grano de arroz que, según Epicenter, se pueden inyectar en la piel con una jeringa y el procedimiento es reversible, es decir, se podrá retirar cuando la persona lo desee.

A través de un video, Hannes Sjoblad, director de Epicenter mostró que él ya cuenta con el microchip en su brazo.

Durante la grabación se puede observar que Sjoblad acerca su brazo a un teléfono compatible con la tecnología NFC y de inmediato se puede leer el certificado de vacunación.

“Con este chip me convierto en alguien totalmente accesible para todo aquel que necesite leerlo”, explica Sjoblad. “Por ejemplo, si voy al cine o a un centro comercial, la gente podrá comprobar mi estado aunque no tenga mi teléfono”, agregó.

La historia detrás del chip que guarda tu certificado de vacunación

Epicenter es una empresa que ha trabajado los últimos años en el desarrollo de tecnología compatible con humanos.

“Los implantes son una tecnología versátil que se pueden utilizar para muchas cosas diferentes. En este momento es conveniente tener el pasaporte covid siempre accesible en un implante”, explicó Slojblad.

Además, en el video que muestra el chip que almacena el certificado de vacunación bajo la piel se puede observar que una persona utiliza chips implantados para abrir puertas y acceder a determinadas zonas de un edificio.

De acuerdo con Epicenter, la primera persona que se implantó un chip fue Kevin Warwick, quien se lo colocó en 1998.

La empresa señaló que el microchip aún no sale a la venta, pero adelantó que ha tenido éxito en el desarrollo de chips implantados por razones de seguridad.

También lee: