Salud

Nueva Zelanda informa sobre posible primera muerte relacionada con vacuna Pfizer

El caso ha sido remitido a un médico forense y la causa de la muerte aún no ha sido determinada.

Las autoridades sanitarias de Nueva Zelanda informaron sobre lo que creen que es la primera muerte del país relacionada con la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer.

Una mujer murió de miocarditis, una inflamación de la pared del músculo cardíaco, luego de recibir la vacuna de Pfizer, informó la Junta de Monitoreo de Seguridad Independiente de la Vacuna COVID-19 de Nueva Zelanda en un comunicado enviado por correo electrónico este lunes. Indicó que se sabe que la miocarditis es un efecto secundario poco común de la vacuna Pfizer.

El caso ha sido remitido al médico forense y la causa de la muerte aún no se ha determinado, sin embargo, la junta “consideró que la miocarditis probablemente se debió a la vacunación”, dijo. “Este es el primer caso en Nueva Zelanda donde una muerte en los días posteriores a la vacunación se ha relacionado con la vacuna de Pfizer”.

Nueva Zelanda se encuentra actualmente en un bloqueo nacional debido a un brote comunitario de la cepa Delta altamente infecciosa. Está aumentando lo que ha sido uno de los lanzamientos de vacunas más lentos en el mundo desarrollado, y solo está utilizando Pfizer. Hasta ahora se han administrado más de 3.3 millones de dosis de la vacuna que requiere dos dosis, suficiente para inmunizar completamente a alrededor del 23 por ciento de la población.

“Los beneficios de la vacunación con la vacuna de Pfizer continúan superando en gran medida el riesgo de infección por COVID-19 y los efectos secundarios de la vacuna, incluida la miocarditis”, señaló la junta. “La vacuna Pfizer es muy eficaz para proteger contra enfermedades graves y la muerte por COVID-19, y seguimos confiando en su uso en Nueva Zelanda”.