Salud

Tercera dosis como refuerzo vs. COVID: ¿una realidad cada vez más cerca o una remota idea?

La variante Delta pone ‘bajo la lupa’ la necesidad de aplicar una nueva dosis de las vacunas contra el virus SARS-CoV-2.

Ahora que algunos países aceleran sus campañas nacionales de vacunación contra COVID-19, la pregunta de si serán necesarias dosis de refuerzo ya empieza a inquietar a los responsables de ese proceso.

En el caso de México, el Gobierno no parece inclinarse hacia la opción de una tercera dosis (la mayoría de las vacunas aprobadas en México necesitan de dos aplicaciones), de acuerdo con lo declarado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“No estar sometidos, sujetos, subordinados a que las farmacéuticas sean las que nos digan ‘falta una tercera dosis, una cuarta dosis’”, dijo en su ‘mañanera’ del martes.


¿Una tercera dosis es necesaria? ¿Algún país ya aprobó esa medida? Esto es lo que sabemos del tema:

-Pfizer, una de las primeras farmacéuticas en obtener aprobación de uso de emergencia para su vacuna, señaló en julio que su dosis pierde efectividad contra el virus SARS-CoV-2 después de seis meses.

-Una situación similar ocurrió con la vacuna COVID de AstraZeneca: un análisis hecho por la University College of London (UCL) mostró que los anticuerpos generados por esa dosis comenzaron a disminuir seis semanas después de la segunda inoculación, en algunos casos cayendo más del 50 por ciento durante las primeras 10 semanas.

-Como referencia temporal, México inició su campaña de vacunación en diciembre (el 24 de ese mes, para se exactos). Es decir, ya pasaron seis meses desde que trabajadores de la salud recibieron la primera de sus dos dosis.

-Pfizer señaló que, debido a ese hallazgo, pedirá a los reguladores de EU que autoricen la aplicación de una tercera dosis. Sin embargo, el principal experto en enfermedades infecciosas de la administración de Joe Biden le puso ‘paños fríos’ a la posibilidad.

-Anthony Fauci consideró este mes que aún es muy pronto para que el Gobierno de EU recomiende a su población aplicarse una nueva dosis de la vacuna contra el COVID-19.

-No obstante, el doctor reconoció un punto: que es totalmente concebible, tal vez probable que se necesitará una dosis de refuerzo.

-El caso a favor de una tercera dosis puede recibir el ‘apoyo’ de la variante Delta, responsable de nuevas olas de contagio en diversas partes del mundo. Y es que la aplicación de una tercera dosis parece mejorar la protección contra la cepa.

-De acuerdo con Pfizer, una tercera dosis de su vacuna COVID produce niveles de anticuerpos contra la variante delta cinco veces más altos en personas entre 18 y 55 años, y más de 11 veces en gente entre 65 y 85 años, en comparación con los niveles tras la segunda dosis.

¿Hay países que ya autorizaron la medida?

-Está el caso de Israel, una de las naciones con una de las tasas más altas de vacunación COVID. A inicios de este mes, aprobó la tercera dosis solo para adultos inmunodeprimidos, que incluyen a personas que se han sometido a trasplantes de hígado y pacientes con cáncer que reciben quimioterapia.

-Este jueves, un comité que asesora al Ministerio de Salud de Israel recomendó administrar la dosis de refuerzo a las personas adultas mayores.

-El director general del ministerio, Nachman Ash, tomará una decisión final sobre la vacuna de refuerzo en los próximos días.

-Otro caso es el de Uruguay que aprobó la combinación de dos vacunas COVID, la de Sinovac y Pfizer.

-El Gobierno autorizó que las y los uruguayos que ya recibieron las dos dosis de Sinovac reciban una vacuna COVID de Pfizer como refuerzo, esto para aumentar la protección contra la variante Delta, declaró Graciela Pérez, líder de la unidad de inmunización del Ministerio de Salud.

-Reino Unido, por otra parte, tomó el camino de la experimentación: en mayo anunció la realización de un ensayo de siete vacunas para ver cuál de ellas puede generar una respuesta inmune exitosa como dosis de refuerzo en los británicos que ya han recibido dos dosis.

-Los voluntarios podrían recibir una marca de vacuna diferente de la que les administraron originalmente. Por ejemplo, quienes se vacunaron con las dos dosis desarrolladas por Pfizer podrían recibir una tercera de AstraZeneca o de la francesa Valneva

-Las otras cuatro vacunas en estudio son las de Moderna, Novavax, Johnson & Johnson y CureVac.

Con información de AP, Bloomberg y EFE