Salud

Este compuesto puede ser el que por fin le ponga un alto al cáncer de mama

La fase metastásica de esta enfermedad es considerada incurable; no obstante, este logro arroja luz para ayudar a combatirla.

Un grupo de especialistas descubrió un compuesto que podría combatir, casi por completo, el cáncer de mama metastásico.

Las y los científicos de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaing reportaron que el compuesto ErSO activa la respuesta de la proteína desplegada anticipada (a-UPR), induciendo a una necrosis rápida y selectiva de las células del cáncer de mama ERa positivas in vitro, detalló el estudio publicado en Science Translation Medicine.

El compuesto fue probado en un estudio preclínico en ratones.


Este tratamiento con ErSO, administrado vía oral o intraperitoneal durante 14 a 21 días, logró la regresión del tumor, indicó el estudio. En todos los casos estudiados, el retroceso fue de más del 90 por ciento.

Los y las especialistas destacaron que el cáncer de mama con receptor de estrógeno positivo es el tipo más común de este cáncer, el cual es considerado incurable en su forma metastásica.

“Aunque ErSO destruyó las células de cáncer de mama ERa positivas, seguía siendo posible que un pequeño grupo de células sobreviviera y volviera a crecer como células resistentes a ErSO. Por lo tanto, llevamos a cabo experimentos de regeneración y retratamiento de tratamiento celular a largo plazo. Todas las células fueron destruidas por ErSO y no volvieron a crecer durante un mes sin tratamiento, o si algunas células sobrevivieron y volvieron a crecer, entonces permanecieron completamente sensibles al retratamiento con ErSO”, indicó el estudio.

Según el ensayo, la administración de dosis de ErSO una vez a la semana (por vía oral o intravenosa) mostró una respuesta suficiente en la regresión tumoral.

El compuesto fue tolerado en experimentos por ratones, ratas y perros.

El que se haya demostrado que la hiperactivación de la a-UPR con ErSO funciona para hacer retroceder el cáncer de mama ERa positivo es una nueva oportunidad terapéutica, apuntó el estudio.