Acapulco, la segunda ciudad más violenta del mundo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Acapulco, la segunda ciudad más violenta del mundo

COMPARTIR

···
Política

Acapulco, la segunda ciudad más violenta del mundo

07/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Rosalía Servín / Eduardo Ortega
 
Acapulco, Guerrero, se colocó como la segunda ciudad más violenta del mundo en 2012, con una tasa de 143 homicidios por cada 100,000 habitantes, de acuerdo con el ranking realizado por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, A.C.
 
El estudio ubica a la ciudad hondureña de San Pedro Sula en el primer sitio (con una tasa de 169 homicidios) y a Caracas en el tercero, con 119 homicidios por cada 100,000 habitantes.
 
Al presentar la lista de las 50 ciudades más violentas del mundo, el titular de la organización, José Antonio Ortega Sánchez, destacó el caso de Acapulco, que de no aparecer en los primeros 10 lugares años atrás, ahora avanza hasta el segundo sitio, algo que considera producto de la impunidad y falta de acción de las autoridades. Indicó que en Acapulco no hay autoridad que proteja, investigue, persiga y castigue los delitos, y que al ocupar la segunda posición, se acerca a una condición de Estado fallido, afirmó Ortega.
 
Por otra parte, el presidente Enrique Peña Nieto afirmó que casos como el de las 6 mujeres españolas agredidas sexualmente en Acapulco, Guerrero deben ocupar a las autoridades de los 3 órdenes de gobierno para hacer que las instituciones de seguridad pública actúen con mayor eficacia.
 
El lunes pasado, 6 turistas españolas fueron violadas en ese destino por 5 hombres armados y encapuchados que irrumpieron en el bungaló en el que estaban alojadas.
 
Peña Nieto afirmó que desde que tuvo conocimiento de los hechos instruyó al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y al procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, prestar apoyo institucional al gobierno estatal y al municipal.