Nacional

‘Toda la familia cobra del AICM’. Así es el tráfico de influencias del exdirector de Seneam

La periodista Lourdes Mendoza reveló que Dulce María, hija de Víctor Hernández, es gerente del Salón Oficial con un sueldo de 62 mil pesos.

En el gobierno de la 4T hay tráfico de influencias que permitieron a Dulce María Hernández Rosas, hija del exdirector general de Seneam, quedar a cargo del Salón Oficial del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y cobrar un sueldo de 62 mil pesos, a pesar de no tener funciones designadas.

La periodista Lourdes Mendoza reveló que Dulce María, hija de Víctor Hernández, “se ha mantenido en la nómina del AICM como gerente del Salón Oficial y cobrando como tal, cobijada por los tres directores que han pasado por el aeropuerto”.

Su figura y poder pesa sobre los mismos empleados del aeropuerto, quienes “cansados de su prepotencia” deben aguantar su abuso de autoridad, pues ella se siente con la libertad de hacerlo, bajo el argumento de que es hija del exdirector de Seneam. “Usa lugares de estacionamiento para sus familiares y amigos, a pesar de que estos están limitados únicamente para el personal que labora en el aeropuerto o usuarios que viajan y deben pagar muy caro por un lugar”.

Hernández Rosas también se ha sentido con la libertad de ayudar a sus conocidos ofreciéndoles puestos en otras dependencias: su sobrino trabaja con ella en el Salón Oficial y Andrea Pérez Aboytes pasó a ser la subdirectora de Operaciones Técnico Administrativas de la SCJN.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, quien enarbola una bandera “anticorrupción”, se ha dedicado en diversas ocasiones a asegurar que en su gobierno este tipo de cosas ya no suceden.

En marzo de 2022, una encuesta de El Financiero, dio a conocer que la percepción favorable de AMLO en materia de honestidad pasó de 57 a 45 por ciento y que la percepción favorable sobre la capacidad de dar resultados disminuyó de 50 a 37 por ciento.