Nacional

‘El Bronco’ dirige carta a AMLO donde le pide ayuda ante abusos en su contra

En esta carta declaró que las autoridades del estado han actuado de ‘mala fe’, que le han inventado delitos e inclusive que atentaron contra su salud.

Jamie Rodríguez Calderón, mejor conocido como ‘El Bronco, aprovechó que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) visita Nuevo León, para escribirle una carta sobre los abusos que ha vivido desde que está recluido.

Rodríguez Calderón compartió por medio de redes sociales su carta dirigida al mandatario.

“Con motivo de la visita del presidente @lopezobrador_ a Nuevo León, le he escrito una carta para que le sea entregada, se las comparto y nuevamente gracias por estar al pendiente y por su apoyo, es para mi un gran aliciente”, se lee en el tuit del exgobernador de Nuevo León.

“Me dirijo a usted, desde el Hospital Universitario en el que no sólo me encuentro postrado en cuanto a mi cada vez más delicado estado de salud, sino, en el que permanezco injustamente privado de mi libertad, víctima de toda clase de atrocidades”, comienza la carta del Bronco.

En esta carta declaró que las autoridades del estado han actuado de ‘mala fe’, que le han inventado delitos e inclusive que atentaron contra su salud.

“Desde mi detención requería urgentemente de atención médica de alto nivel, siendo que contrario a mis más elementales derechos humanos y fundamentales, como es el derecho a la salud, se ha obstaculizado por las autoridades y cadena de mando (...). Por esas actitudes deleznables y contra todo derecho, se ha perdido tiempo valiosísimo para llevar a cabo los tratamientos médicos que requiero de manera inaplazable y que han puesto en riesgo mi propia vida”, declaró Rodríguez.

Al dirigirse al presidente López Obrador, el ex gobernador de Nuevo león reconoció que él ha luchado públicamente contra las venganzas políticas y mencionó que el gobierno del estado ha tenido razones antijurídicas para mantenerlo detenido.

Por último ‘El Bronco’ declaró que seguirá alzando la voz y denunciando ante cualquier autoridad competente “todas las arbitrariedades y conductas delictivas” de las que ha sido objeto, hasta que de esta forma pueda recuperar su libertad y “se haga justicia”.