Nacional

Reforma eléctrica de AMLO: No hay que convertir a México en una vergüenza internacional, pide Coparmex

El sindicato patronal llamó a no pasar por alto la posición de Joe Biden, sobre el impacto negativo de las reformas energéticas en la inversión privada de EU en México.

México no debe pasar por alto la posición de la administración del presidente Biden en Estados Unidos en cuanto a su interés por conformar una región en América del Norte descarbonizada y el impacto en la inversión de las decisiones tomadas en materia energética.

Si hay aspectos a mejorar en las leyes de la reforma de 2013, hay que hacerlo, pero no convertir al país en “una vergüenza” por ir en contra del mundo en el interés de cambiar a las energías limpias, señaló la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

“Si las leyes del año 2013 necesitan mejorarse que así sea, pero para poner a México a la vanguardia en competitividad, desarrollo económico y generación de energías limpias, y no convertirlo en una vergüenza internacional por su desprecio al medio ambiente”, expuso en la Señal de la Coparmex de esta semana.

La reciente visita de Jeniffer Granholm, secretaria de Energía de Estados Unidos, al país, revela la grave preocupación internacional que esta reforma ha provocado y al parecer del sindicato patronal, no debe pasarse por alto la posición de la administración de Joe Biden, sobre el impacto negativo de las reformas energéticas en la inversión privada de estadounidenses en México y tampoco sobre la oportunidad de asociarse con México en el impulso de la energía limpia “para hacer que América del Norte sea un área económica unificada con objetivos hacia la descarbonización”.

“México no puede darse el lujo de ir en sentido contrario al mundo y a los esfuerzos globales por disminuir las emisiones contaminantes a la atmósfera. Las familias mexicanas merecemos energías limpias y a precios justos y accesibles para todos. Ya hemos visto, y sufrido como consumidores, lo que ha pasado con las gasolinas: no bajaron de precio pese a las promesas”, detalla.

La propuesta de la Coparmex, denominada Economía de Mercado con Desarrollo Inclusivo, pretende impulsar políticas públicas que promuevan el cuidado y mejoramiento del medio ambiente, la actividad económica sostenible y sancione a empresas, personas y gobiernos que lo impacten negativamente.

“La reforma eléctrica revela plenamente el desinterés de esta administración por el medio ambiente, poniendo por encima de la salud y la ecología a las finanzas de PEMEX y la solución de problemas que generó como es la sobreproducción del combustóleo. La reforma apuesta por generar electricidad para la CFE quemando combustóleo y carbón, esto a todas luces es inaceptable cuando hay alternativas limpias, económicas y renovables que pueden ser aprovechadas y que México tiene en abundancia”, señaló la Coparmex.

La reforma planteada eliminará uno de los grandes avances logrados, que es la competencia por la generación, que incentiva el desarrollo de Centrales Eléctricas Limpias, las cuales hoy despachan a costo cero. También están en riesgo los Certificados de Energías Limpias (CELs), “la cancelación de éstos afectará el derecho de las generaciones presentes y futuras de mexicanos a un ambiente sano”.