Nacional

Secuestrador de Silvia Vargas es sentenciado a 49 años de prisión

Óscar Ortiz era chofer de la hija de Nelson Vargas y es señalado como uno de los líderes de Los Rojos.

Un juez condenó a 49 años de prisión a Óscar Ortiz González, uno de los principales secuestradores y homicidas de Silvia Vargas Escalera, hija de Nelson Vargas, extitular de la Comisión Nacional del Deporte (CONADE).

Ortiz González, quien era chofer de Silvia Vargas Escalera, es señalado como uno de los líderes de la banda de plagiarios Los Rojos, junto con sus hermanos Cándido, Miguel y Raúl, todos de apellido Ortiz González.

La Fiscalía General de la República (FGR) informó que la sentencia de Óscar Ortiz González se dio al ser hallado culpable de los delitos de delincuencia organizada y privación ilegal de la libertad en la modalidad de secuestro


Sin embargo, la dependencia federal no detalló si la sentencia está directamente relacionada con el caso de Silvia Vargas, o alguno de al menos 11 casos más de secuestro que en su momento se imputaron al grupo criminal.

Aseguró que de 1996 a 2008, Óscar Ortiz González formó parte de Los Rojos y su actividad era interceptar, secuestrar y trasladar a las víctimas a casas de seguridad y negociar el pago del rescate.

Recordó que en el 17 de diciembre de 2008 se capturó a Ortiz González, quien está interno en el Centro Federal de Readaptación Social Número Uno, El Altiplano, en Almoloya, Estado de México.

Dijo que en el juicio el Ministerio Público Federal de la Fiscalía Especializada en materia de Delincuencia Organizada aportó las pruebas suficientes para lograr la sentencia condenatoria, que incluyen una multa y reparación del daño.

Los Rojos se caracterizaba por su crueldad, ya que como medio de presión para lograr el pago de un rescate, mutilaban a las víctimas y robaban la identidad de inocentes para no dejar rastros.

En su momento, la Policía Federal dijo que la banda está relacionada con al menos 11 casos de privación ilegal de la libertad, entre ellos el de Silvia Vargas Escalera, ocurrido el 10 de septiembre de 2007.

El caso, sin embargo, se conoció públicamente hasta el 27 de noviembre de 2008 cuando Nelson Vargas ofreció una conferencia para denunciar que su exchofer, Óscar Ortiz González, como responsable del secuestro y muerte de su hija.