Nacional

¿A Marko Cortés se le está saliendo el PAN de las manos?

Las declaraciones del líder nacional del Partido Acción Nacional sobre la derrota de su partido tanto en 2022 como en 2024, ha puesto en jaque al líder panista.

Las declaraciones del líder nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés, sobre de que su partido solo tiene probabilidades de ganar en una de seis elecciones estatales del 2022, además de que anticipó la derrota de este y de la ‘Alianza Va por México’ para las elecciones presidenciales del 2024 ante Morena, han desacreditado al dirigente hasta tacharlo de un extravío político.

Pero ¿se le está escapando el PAN de las manos? ¿Cuál será el legado de Marko Cortés al frente de su partido? “Al líder panista le ha faltado visión y liderazgo para conducir a un partido que hoy tiene la primera fuerza opositora en la Cámara de Diputados y gobierna en ocho estados de la República”, escribe Alejo Sánchez Cano en su columna Desde San Lázaro de El Financiero.

Apenas a inicios de octubre pasado, el Consejo Nacional del PAN reeligió a Marko Cortés como su presidente nacional por tres años años. En su discurso de agradecimiento, el panista convocó a legisladores, gobernadores y militantes a unirse para formar un grupo de opositores frente a las próximas elecciones presidenciales. “En el 2024 debemos corregir el rumbo de México”, dijo.


Las declaraciones (mediante un audio dado a conocer) de Marko Cortés a principios de este mes de que en las elecciones del próximo año estarán en juego seis gubernaturas, de las cuales, el PAN solo tendrá oportunidad en Aguascalientes, puso en jaque al dirigente nacional panista.

Las supuestas declaraciones del panista, que hasta este momento no ha hecho declaración alguna, se realizaron durante una conversación que habría tenido lugar el pasado 25 de septiembre con figuras políticas de su partido.

“El panismo, que aparece en todas las encuestas como una posible opción electoral contraria al lopezobradorismo, lleva tres años navegando en la incertidumbre y no acierta a estructurar una estrategia para encabezar una oposición seria. La falta de rumbo en el panismo, acrecentada por la inoperancia de su dirigente, Marko Cortés, también ha generado que algunos sectores dentro del partido intenten acercarse a opciones de escaso prestigio”, dice Sánchez Cano.

Marko Cortés ha recibido fuertes críticas incluso al interior de su partido. El exgobernador de Querétaro, el panista Francisco Domínguez, criticó “el entreguismo” del dirigente nacional del PAN. La derrota anticipada es entreguismo, por lo que el partido debe sacudirse la mediocridad, señaló Domínguez.


A su vez, el actual gobernador de Aguascalientes, Martín Orozco Sandoval, confesó hace unos días que fue el propio dirigente blanquiazul quien reveló que no cuentan con candidatos firmes para competir ante Morena en las elecciones de 2024, y solo impulsaría a tres gobernadores como posibles candidatos para “ver qué se puede rescatar”.

Y ya está cobrando factura el extravío político de Marko Cortés. Este viernes, Al acusar que el PAN está dirigido por un grupo de políticos “corruptos y con intereses fácticos”, la senadora por Aguascalientes, Martha Cecilia Márquez Alvarado, renunció a su militancia en el blanquiazul luego de una militancia de 18 años.

“Para el panismo nacional, los resultados obtenidos por Marko Cortés al frente del PAN son raquíticos, pues gran parte de lo logrado se alcanzó gracias a la alianza con el PRI y PRD”, dice Alejo Sánchez Cano. ¿Hará algo el partido que ya estuvo en el poder por 12 años con su actual dirigente? Eso lo veremos en los próximos meses.