Nacional

CFE se ‘envalentona’: arremete contra la American Chamber of Commerce of Mexico

En días pasados, la paraestatal mexicana firmó acuerdos con Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) y Électricité de France (EDF) para fortalecer la capacidad de generación de energía eléctrica a través de fuentes limpias y estables.

En relación con el posicionamiento de la American Chamber of Commerce of Mexico (Amcham) en el que arremete sin bases sustentadas en contra de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la paraestatal nacional emitió su respuesta ante dicho comunicado.

Como bien se sabe, la reforma energética del sexenio pasado favoreció a las empresas privadas, desplazando y discriminando a la CFE, privilegiando indebidamente a los competidores, quienes recibían subsidios disfrazados de generadores privados.

Con respecto a ello, la CFE aseguró que la reforma eléctrica no afectará a la recuperación económica, sino que pondrá ‘piso parejo’ a todas las empresas del sector eléctrico que fueron beneficiadas con la reforma de Enrique Peña Nieto.


Asimismo, detalló que con la reforma peñista, la CFE estaba obligada a cumplir varios contratos en lo que se impuso subastas para comprar a sus competidores la energía destinada al suministro básico, siendo las privadas las ganadoras y de no hacerlo, se generarían grandes multas que debían ser cubiertas con el erario público.

En ese mismo sentido, la AmCham señaló de manera errónea que la reforma eléctrica contraviene los principios del T-MEC al eliminar órganos reguladores coordinados en materia energética y cancelar contratos privados.

“El boletín menciona que la reforma ‘contraviene los compromisos establecidos por México en el T-MEC al eliminar los órganos reguladores coordinado en materia energética, desparecer el mercado mayorista, imponer cuotas de mercado y la cancelación de contratos privados’”, se lee.

Cabe señalar que, en ningún momento, la propuesta de reforma no hace referencia a la eliminación de órganos reguladores, pues estos son necesarios para establecer una digna competencia entre todas las empresas del mercado.

Aunado a ello, la reforma buscará la eliminación de las prácticas anticompetitivas, un compromiso que EU solicitó acabar de manera inmediata en todos los ámbitos (laboral, económico, etc.).

A su vez, la CFE estableció que la generación de energía no estará a cargo de exclusivamente de la paraestatal mexicana, pues los privados seguirán generando y subiendo energía a la red.

Es falso que esta reforma sea expropiatoria y quite los paneles solares de todos los consumidores, ya que todas las empresas podrán conservar sus activos y sus equipos.

Por último, es erróneo pensar que se dé un paso atrás en cuestión ambiental, pues también se busca que CFE tenga estabilidad para producir electricidad de manera sustentable, ya que hace unos días se firmó dos acuerdos de cooperación financiera y técnica con Francia para fortalecer la capacidad de generación de energía eléctrica a través de fuentes limpias y estables.