Nacional

CELAC busca frenar ineficacias de la OEA

Ebrard afirmó que en esta reunión se consolidó CELAC.

Líderes de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) celebraron una rápida cumbre en México, en la que se formularon exigencias a que Estados Unidos cambie su relación con la región, críticas a la OEA y cuestionamientos a la presencia del mandatario venezolano Nicolás Maduro en la cita.

Al responder a los cuestionamientos, Maduro afirmó que “debemos pasar la página del divisionismo que se insertó en América Latina, del acoso a la revolución bolivariana y ahora del acoso incesante de la revolución cubana y de la revolución nicaragüense. Ese no es el camino”.

El mandatario sudamericano sostuvo, citando a su mentor el fallecido Hugo Chávez, que “la política internacional debe estar al servicio del derecho internacional, de los grandes intereses de la comunidad, de la región”.


Los cuestionamientos a la OEA también estuvieron presentes. El primero en levantar la voz contra el organismo hemisférico fue el presidente de Bolivia, Luis Arce, quien afirmó que “en vez de actuar bajo los mandatos de la Carta Democrática, actúa en contra de los principios de la democracia”, y sostuvo que “su creciente injerencia en los asuntos de los estados no contribuye a la solución pacifica de las controversias”.

Arce instó a los miembros del bloque al fortalecer la CELAC para enfrentar las deficiencias de la OEA.

López Obrador se ha manifestado a favor de una transformación de la OEA, mientras que su canciller Ebrard ha sido más fuerte planteando, incluso, que ya es hora de decirle “adiós OEA en su sentido intervencionista, injerencista y hegemonista y que venga otra organización que construyamos políticamente en acuerdo con Estados Unidos”.

Desde su creación, en el 2010, en el CELAC se han promovido iniciativas para tratar de reformar a la OEA, pero ninguna ha prosperado debido a la falta de consenso entre los 32 miembros del bloque.


Ebrard también dijo al final de los debates que se llegó a una posición conjunta para pedir al Fondo Monetario Internacional que “se tenga acceso a recursos en el corto plazo y se reduzca el peso de la deuda” de los países de la región.

“Esta VI Cumbre ha tenido un éxito porque se consolida la CELAC”, agregó.