Nacional

Juez admite solicitud de Altán Redes de entrar en Concurso Mercantil

La empresa prometió dar cobertura de telecomunicaciones al 92 por ciento del país mediante la llamada Red Compartida.

Una jueza de Distrito en materia civil dio entrada a la demanda de Concurso Mercantil promovido por Altán Redes, empresa que, apoyada por la pasada administración federal, prometió dar cobertura de telecomunicaciones al 92 por ciento del país mediante la llamada Red Compartida.

Con su solicitud, dicho consorcio confirmó diversas publicaciones que hablaban de problemas financieros que pusieron en riesgo la conclusión del proyecto de conectividad de internet en las zonas más remotas del país, uno de los principales objetivos de la concesión de asociación publico-privada (APP) otorgada por el gobierno de Enrique Peña a dicha empresa.

“Se admite la demanda”, dice un acuerdo publicado este lunes en los estrados electrónicos del Juzgado Séptimo de Distrito en Materia Civil de la Ciudad de México, cuya titular es la jueza María Concepción Elisa Martí Argumosa.

La juzgadora pidió correr notificación a diversas autoridades, entre ellas al Instituto Federal de Especialista de Concursos Mercantiles, Servicio de Administración Tributaria, Tesorería de la Federación, Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), INFONAVIT, Fiscalía General de la República y Comisión Nacional Bancaria y de Valores, entre otras.

La jueza explicó que Atlán Redes dio ya cumplimiento con el requerimiento que se le hizo el 20 de julio pasado para exhibir el original del contrato de fideicomiso F/11040128 y sus convenios modificatorios, con sus respectivas fe de hechos.

El concurso mercantil, según se establece en la ley, es un reconocimiento legal de una empresa sobre la insolvencia económica que tiene para cubrir sus obligaciones (quiebra) por lo que es mediante sus activos, y a través de un juez, como se cubren éstas.

Al juicio de Concurso Mercantil deben comparecer los acreedores de la empresa que se declara en banca rota para reclamar el pago de la deuda a su favor.

El 24 de enero de 2017, de acuerdo a lo establecido en las bases del concurso de la Red Compartida, se firmó el contrato de APP (gobierno-Altán Redes) para iniciar el despliegue de la Red Compartida en el país.

La firma fue calificada por la entonces autoridades de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes como un hecho trascendental en la historia de las telecomunicaciones de México.

Y es que se dijo que la Red Compartida ofrecería cobertura 4G a más de 100 millones de mexicanos y brindará servicios móviles con la más alta tecnología para llevar voz, datos y video de máxima calidad a precios accesibles a todo el país, incluyendo poblaciones que no son cubiertas por las redes de los grandes operadores.

Asimismo, advirtieron que Altán Redes emprendería la operación comercial de la Red Compartida en marzo de 2018, con una cobertura poblacional inicial de al menos 30 por ciento y una ampliación de los niveles de cobertura progresivos hasta llegar al 92.2 por ciento de cobertura.

La inversión proyectada por dicha empresa fue de 7 mil millones de dólares.