Nacional

Alemán Magnani se refugia en Francia y desde allá ‘pelea’ contra orden de aprehensión

El empresario está acusado de no pagar 65 mdp en impuestos de 2018, que Interjet cobró a clientes y empleados pero no remitió al Gobierno.

El empresario mexicano Miguel Alemán Magnani reside en Francia y lucha contra una orden de aprehensión girada en México por cargos de fraude fiscal, dijo el martes su abogado.

Alemán Magnani está acusado por las autoridades mexicanas de no pagar 65 millones de pesos (3.2 millones de dólares) en impuestos que datan de 2018 que la aerolínea que cofundó, Interjet, cobró de clientes y empleados pero no remitió al Gobierno. Alemán Magnani no tiene intención de viajar a México por el momento.

“No está claro que el señor Alemán haya cometido algún delito”, dijo en una entrevista Javier Mondragón, abogado de la familia. Las limitadas finanzas de la aerolínea significaban que no podía cubrir todas sus cuotas, dijo. “Fue la empresa, no el señor Alemán, la que decidió favorecer el pago de salarios cuando no había suficiente dinero para cubrir los impuestos”.


La orden de arresto nombra a Alemán Magnani como director de la compañía en ese momento, lo que no fue el caso, dijo Mondragon. “Había otras personas a cargo. ¿Y el CEO? ¿Y el CFO? El señor Alemán era vicepresidente de la junta en ese momento“, dijo.

Interjet, que desde entonces se vendió a otro inversor, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

La autoridad fiscal ha incautado propiedades pertenecientes a la familia por más de mil millones de pesos, dijo Mondragón, lo que debería cubrir los impuestos adeudados.

Alemán y su padre, Miguel Alemán Velasco, fundaron Interjet en 2005, que ganó terreno en México como aerolínea de bajo costo. Pero la competencia implacable, junto con la decisión en 2012 de comprar los Sukhoi Superjets rusos, llevó a la compañía a una deuda insuperable que resultó en la recuperación de la mayor parte de su flota el año pasado.


Mientras Alemán Magnani se encuentra en Francia, “no está huyendo de la ley”, dijo Mondragón. “Le han aconsejado que no venga a México porque la ley establece que lo arrestarán de inmediato”. Pero Alemán está trabajando para salvar la empresa, sus puestos de trabajo y para que la empresa pague lo que debe, dijo.

Interjet fue adquirida a fines del año pasado por Alejandro del Valle, un hombre de negocios poco conocido, y la aerolínea busca reestructurar más de mil 250 millones de dólares en deuda luego de que suspendiera vuelos en diciembre pasado. La empresa busca protección por quiebra en México.

Los funcionarios del Gobierno presidente Andrés Manuel López Obrador han hecho de la aplicación penal de las leyes fiscales un eje de una represión que ha ayudado a apuntalar los ingresos incluso en medio del colapso de la economía el año pasado debido a la pandemia del coronavirus.