Nacional

Sin lugar en el PRI para los cobardes, afirma líder nacional

Alejandro Moreno reúne a dirigentes y legisladores para cerrar filas y buscar la unidad frente conflicto interno.

En el PRI no tienen lugar los cobardes y sus integrantes estás unidos, afirmó su líder nacional, Alejandro Moreno Cárdenas, en medio del conflicto interno y de la disputa por el partido.

“Los actos criminales impulsados por Ulises Ruíz y Nallely Gutiérrez son una muestra de los ataques que Morena puede perpetrar. Nadie que reprima al magisterio, que haga campaña para otros partidos o que dañe al PRI y a su militancia de manera artera, cobarde y premeditada tiene lugar en este partido”, dijo.

En una improvisada reunión privada con dirigentes estatales, líderes de sectores, de organizaciones, delegados, alcaldes y legisladores priistas —a la que muchos no asistieron por “cuestiones de agenda”— les expuso que es necesario “dar vuelta a la página” al proceso electoral del pasado 6 de junio, en el que el partido no ganó una sola gubernatura, y comenzar a trabajar en la estrategia para los comicios del 2022.

“El PRI tiene los elementos necesarios para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos que nos han dado su confianza y nos han permitido recuperar capitales importantes del país, la mitad de las alcaldías en la Ciudad de México, el corredor metropolitano del Estado de México y curules en la Cámara de Diputados”, sostuvo.

Al encabezar una reunión “de análisis para las elecciones de 2022”, destacó que el trabajo político y social del tricolor “siempre ha sido, es y será por el bien de México, y de las y los mexicanos”.

Sobre el reto electoral del próximo año, Alejandro Moreno adelantó que para las elecciones de gobiernos estatales en Oaxaca, Tamaulipas, Hidalgo, Durango, Aguascalientes y Quintana Roo, entidades gobernadas por los partidos de “Va por México”, “se hará valer el buen desempeño de los gobernantes y no se permitirá la entrada de Morena y su desastre”.

El dirigente nacional aseveró que, si bien el trabajo del partido ocurre en un contexto de cambio permanente, jamás podrán reprocharle al priismo y mucho menos a su dirigencia que no se ha hecho todo para que al partido le vaya bien.


Sobre el reciente proceso electoral, el líder reconoció el trabajo de las bases, los comités municipales y seccionales, y los priistas que conquistan el territorio puerta a puerta en un despliegue de lealtad invaluable.

Además, resaltó la consolidación de la alianza electoral que probó su utilidad poniendo un “alto urgente” a la coalición oficialista en la Cámara de Diputados.

“Esta dirigencia dio todo lo que tenía a su alcance para que al partido le fuera bien y se avanzó, pero que quede claro que no haremos ´oídos sordos´ al mensaje que nos envió la gente, que no nos favoreció con su voto en la entidades”, indicó.

Ante las protestas de priistas en plantón en la sede nacional, aseguró que “el partido está unido, ha dado vuelta a la página y está afinando el trabajo de cara a los retos que se aproximan en el futuro, entre el que se encuentra apuntalar al bloque de oposición en la Cámara de Diputados”.

“Vamos por un México seguro, de mujeres libres, de jóvenes con oportunidades, de sectores productivos dinámicos y tecnificados, que recobre la confianza de la inversión y que vuelva a apostar por la educación y el avance científico”, aseguró.