Nacional

Excoordinador de superdelegados debe ser investigado por delitos electorales: PRD

Gabriel García uso programas sociales con fines clientelares, sostiene la coordinadora del partido en la Cámara de Diputados.

La coordinadora del PRD en la Cámara de Diputados, Verónica Juárez Piña, pidió a la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (FEDE) que investigue a Gabriel García, quien renunció a la coordinación de los superdelegados estatales de AMLO.

La legisladora señaló al morenista de probables delitos electorales por la presunta operación y uso de recursos públicos de los programas sociales de la autollamada Cuarta Transformación “con fines clientelares para beneficiar a Morena en los pasados comicios”.

Recordó que el funcionario —quien volverá a su escaño en el Senado — era el coordinador general de Programas para el Desarrollo, que estaba a cargo de los 32 delegados, 260 delegados regionales y de los 25 mil servidores de la nación, y de ejecutar los programas integrales de desarrollo económico-social.


Entre los programas que dependían de García están Apoyo para el Bienestar de las Niñas y Niños Hijos de Madres Trabajadoras, Producción para el Bienestar, Crédito Ganadero a la Palabra, Tandas para el Bienestar, Sembrando Vida, Jóvenes Escribiendo el Futuro y Programa de Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores, entre otros.

Gabriel García le reportaba directamente al presidente de la República, a quien este jueves le presentó la renuncia.

“Es decir, el ahora excoordinador de Programas para el Bienestar era el operador político de López Obrador, quien a través de los superdelegados, los Servidores de la Nación y el uso clientelar de los programas sociales fue determinante para influir en los resultados electorales del 6 de junio en favor de Morena”, acusó.

Aseguró que Gabriel García usó recursos públicos, a una amplia red de funcionarios y programas sociales para montar una sofisticada estructura electoral a fin de promover con fines políticos a López Obrador, comprar el voto e influir de manera ilegal en las elecciones en favor de Morena.

“Por eso debe ser investigado por la FEDE, por presuntos delitos electorales definidos como aquellas acciones u omisiones que lesionan o ponen en peligro el adecuado desarrollo de la función electoral y atentan contra las características del voto que debe ser universal, libre, directo, personal, secreto e intransferible”, demandó la coordinadora perredista.

Sostuvo que Gabriel García es un delincuente electoral y no debe quedar impune.