Nacional

AMLO pasará a ser un presidente testimonial en reformas constitucionales: Ugalde

El presidente y su partido ya no tendrán el poder de hacer reformas constitucionales en el Congreso, explicó el director general de Integralia.

Andrés Manuel López Obrador dejará de ser un presidente enmendador de la Constitución y se convertirá en un presidente testimonial, afirmó este jueves Luis Carlos Ugalde, fundador y director general de Integralia Consultores.

Destacó que este mismo día, durante la conferencia matutina, López Obrador afirmó que seguirá enviando reformas constitucionales al Congreso de la Unión si son necesarias, aunque sean rechazadas por los y las legisladoras. Esto pese a que el partido del presidente, Morena, y sus aliados PT-PVEM, ya no tengan mayoría calificada en el Congreso.

“Y lo va a hacer (enviar iniciativas) en una forma testimonial, para evidenciar a sus opositores de que no quieren, por ejemplo, salvar al sector eléctrico y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Esto es una declaración de hace tres horas, lo cual nos hace ver que el presidente va a usar el rechazo del Congreso como un instrumento de éxito de su lucha contra el neoliberalismo. De tal forma que de ser un presidente ejecutor y enmendador de la Constitución, se va a volver un presidente testimonial en materia constitucional”, aseguró en el foro EF Meet Point Virtual ‘Elecciones 2021: Saldos y perspectivas’.


La Cámara de Diputados se integra por 500 representantes, que se renuevan cada tres años. De estos, 300 son electos por mayoría relativa en los 300 distritos electorales del país (uninominales) y 200 electos por el sistema de representación proporcional (plurinominales).

Según estimaciones del Programa de Resultados Electorales Premilinares (PREP) del INE, Morena tendría, con el porcentaje de votación que alcanzó, entre 190 y 203 curules. EL PT tendría 35 y el PVEM 40 curules. En conjunto, tendrían un total de 292 diputados y diputadas, por lo que no lograría la mayoría calificada.

Pese a esto, el presidente y Morena mantendrán el poder de modificar leyes, aprobar el presupuesto, pero a nivel constitucional ya no lo tendrían.

“Por supuesto, podría aprovechar algún tipo de escisión, sobre todo dentro del PRI, para eventualmente lograrla (la mayoría calificada), pero en el corto plazo eso va a ser complicado”, apuntó Ugalde en el foro.