Mundo

Toma del canal de TV en Ecuador: Dan prisión preventiva a 11 detenidos por terrorismo

Dos de los detenidos por la toma del canal ecuatoriano TC Televisión son menores de edad, acusados también de terrorismo.

Un juez de Ecuador ha dictaminado este miércoles prisión preventiva por cometer delitos de terrorismo contra once de los trece detenidos por la toma del canal ecuatoriano TC Televisión, que fue asaltado por un grupo de encapuchados armados en un ataque enmarcado en una oleada de violencia desatada por todo el país.

Los otros dos detenidos, menores de edad, han sido enviados de forma preventiva a un centro de internamiento, también acusados por terrorismo; todos ellos rondan entre los 16 y 26 años, según el general César Zapata, comandante de la Policía Nacional, citado por el diario ecuatoriano ‘Metroecuador’.

El delito de terrorismo en Ecuador conlleva una pena mínima de 16 años de cárcel y una máxima de 26, mientras que en el caso de los menores de edad se aplicará una condena de entre cuatro y ocho años de internamiento.

Asamblea de Ecuador muestra apoyo a Noboa

Por otro lado, la Asamblea Nacional de Ecuador ha mostrado este miércoles su apoyo unánime (135 votos) al presidente del país, Daniel Noboa, y las medidas decretadas por su Administración en materia de seguridad para “restablecer el orden público y la seguridad ciudadana”.

“De manera unánime con 135 votos, el Pleno de la Asamblea Nacional resolvió respaldar las acciones del Gobierno Nacional en materia de seguridad, así como la intervención de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional; (...) también, respalda al presidente del Ecuador (...) para contrarrestar la crisis carcelaria, de inseguridad y el conflicto armado interno que vive el país”, reza un comunicado del órgano publicado en su página web.

La orden del Gobierno de Ecuador de instaurar el estado de excepción tras la fuga de prisión del jefe de Los Choneros, José Adolfo Macías, alias ‘Fito’, ha desencadenado el caos en un país que desde hace años padece un aumento sin precedentes de la inseguridad por la actividad de los grupos armados.


La espiral de violencia, que se ha saldado con la vida de al menos diez personas, incluidos dos policías, llevó a Noboa a declarar, bajo decreto, que Ecuador vive un “conflicto armado interno”.

Desde entonces, las autoridades del país han confirmado la detención de 329 presuntos terroristas vinculados con organizaciones criminales, mientras que han abatido a cinco de ellos.

Cabe destacar que al menos 139 funcionarios de prisiones están retenidos en cinco cárceles de Ecuador--Azuay, Cañar, Napo, Tungurahua y Cotopaxi--, aunque se desconoce su estado de salud.

También lee: