Mundo

Ucrania inicia el primer juicio por crímenes de guerra contra un soldado ruso

Vadim Shyshimarin, soldado ruso de 21 años, podría recibir cadena perpetua.

Un soldado ruso de 21 años fue juzgado este viernes en Kiev por el asesinato de un civil ucraniano desarmado, lo que marca el primer enjuiciamiento por crímenes de guerra de un miembro del ejército ruso en 11 semanas de derramamiento de sangre en Ucrania.

El soldado, un miembro capturado de una unidad de tanques, está acusado de dispararle a un hombre ucraniano de 62 años en la cabeza a través de la ventana abierta de un automóvil en el pueblo nororiental de Chupakhivka durante los primeros días de la guerra .

Decenas de periodistas y cámaras llenaron una pequeña sala en el tribunal de distrito de Solomyanskyy en la capital de Ucrania, donde el sospechoso, el sargento Vadim Shyshimarin, se sentó en un área acristalada con una sudadera con capucha azul y gris, pantalones de chándal y la cabeza rapada.

Se enfrenta a cadena perpetua en virtud de una sección del código penal ucraniano que aborda las leyes y costumbres de la guerra. El principal fiscal de Ucrania, con la ayuda de expertos extranjeros, está investigando las denuncias de que las tropas rusas violaron el derecho ucraniano e internacional al matar, torturar y abusar posiblemente de miles de civiles ucranianos .

La audiencia del viernes en el caso de Shyshimarin fue breve.

Un juez le pidió que proporcionara su nombre, dirección, estado civil y otros detalles de identificación. También se le preguntó si entendía sus derechos, respondiendo en voz baja “”, y si quería un juicio con jurado, a lo que se negó.

Los jueces y abogados discutieron asuntos de procedimiento antes de que los jueces abandonaran la sala del tribunal y luego regresaron para decir que el caso continuaría el 18 de mayo.


El abogado defensor Victor Ovsyanikov reconoció que el caso contra el soldado es sólido, pero dijo que el tribunal tomaría la decisión final sobre qué evidencia permitir. Ovsyanikov dijo el jueves que él y su cliente aún no habían decidido cómo se declarará.

Después de la audiencia del viernes, Ovsyannikov dijo que fue asignado para defender a Shishimarin como abogado del Centro de Asistencia Legal Gratuita. Su cliente “ciertamente conoce todos los detalles” de lo que se le acusa, dijo Ovsyannikov. El abogado no quiso detallar su estrategia de defensa.

Como caso inaugural de crímenes de guerra en Ucrania, el enjuiciamiento de Shyshimarin está siendo observado de cerca. Los investigadores han estado recopilando evidencia de posibles crímenes de guerra para presentar ante la Corte Penal Internacional en La Haya.

10 mil 700 posibles crímenes de guerra

La oficina de la fiscal general Iryna Venediktova ha dicho que está investigando más de 10 mil 700 posibles crímenes de guerra que involucran a más de 600 sospechosos, incluidos soldados rusos y funcionarios del gobierno.

Muchas de las supuestas atrocidades salieron a la luz el mes pasado después de que las fuerzas de Moscú pusieran fin a su intento de capturar Kiev y se retiraran de los alrededores de la capital, dejando al descubierto fosas comunes y calles y patios sembrados de cadáveres en ciudades como Bucha .

Volodymyr Yavorskyy, coordinador del Centro para las Libertades Civiles en Kiev, dijo que los activistas monitorearán el juicio del soldado ruso para garantizar que se protejan sus derechos legales. Puede ser difícil, dijo, mantener la neutralidad de los procedimientos judiciales durante la guerra.

“Es sorprendente que se haya encontrado a un sospechoso de crímenes de guerra y que se lleve a cabo el juicio por él. Los cargos de este tipo generalmente se hacen en ausencia”, dijo. “Este es un caso raro cuando en poco tiempo logramos encontrar a un soldado que violó las reglas internacionales de guerra”.

Se cree que Rusia está preparando juicios similares para los soldados ucranianos, dijo Yavorskyy. Cuando se le preguntó el viernes sobre el caso de Shyshimarin, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo: “No tengo ninguna información sobre este juicio y este incidente”.

La semana pasada, la fiscal general Venediktova, su oficina y el Servicio de Seguridad de Ucrania, la agencia de aplicación de la ley del país, publicaron algunos detalles en las redes sociales sobre la investigación de las supuestas acciones de Shyshimarin.

El 28 de febrero, cuatro días después de que Rusia invadiera Ucrania, Shyshimarin estaba entre un grupo de tropas rusas que huían de las fuerzas ucranianas. Los rusos supuestamente dispararon contra un automóvil privado y se apoderaron del vehículo, luego se dirigieron a Chupakhivka, un pueblo a unas 200 millas al este de Kiev.

En el camino, alegó el fiscal general, los soldados rusos vieron a un hombre caminando por la acera y hablando por teléfono. A Shyshimarin se le ordenó matar al hombre para que no pudiera denunciarlo a las autoridades militares ucranianas. Venediktova no identificó quién dio la orden.

Shyshimarin disparó su rifle Kalashnikov a través de la ventana abierta y golpeó a la víctima en la cabeza.

El hombre murió en el lugar a solo unas decenas de metros de su casa”, escribió Venediktova.

El Servicio de Seguridad de Ucrania, conocido como SBU, publicó un breve video el 4 de mayo de Shyshimarin hablando frente a la cámara y describiendo brevemente cómo le disparó al hombre. La SBU describió el video como “una de las primeras confesiones de los invasores enemigos”.

Me ordenaron disparar”, dijo Shyshimarin. “Le disparé una (ronda). Él cae. Y seguimos adelante”.

Vadim Karasev, un analista político independiente con sede en Kiev, dijo que es importante que las autoridades ucranianas “demuestren que los crímenes de guerra se resolverán y los responsables serán llevados ante la justicia de acuerdo con los estándares internacionales”.

Si bien la velocidad con la que se llevó a Shyshimarin ante un tribunal es inusual para una nación en guerra, el caso no carece de precedentes.