Mundo

EU guarda silencio frente a ‘catástrofe’ de derechos humanos en en México: Human Rigths Watch

El director para América de la organización afirma que AMLO no ha hecho nada frente a la herencia de abusos que recibió de la pasada administración.

El director para América de Human Rigths Watch (HRW), José Miguel Vivanco, afirmó que Estados Unidos guarda silencio respecto a “la catástrofe de derechos humanos en curso en México”.

“Estados Unidos ha guardado un notable silencio sobre los acelerados ataques del presidente mexicano a la democracia. En cambio, el presidente Biden ha optado por concentrarse en reclutar a López Obrador para evitar que los migrantes lleguen a la frontera de Estados Unidos”, escribió en Los Ángeles Times el sábado.

El periodista chileno sostuvo que durante los tres años que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha estado en el poder ha fracasado rotundamente en mejorar los derechos humanos en el país.


“No solo ha fracasado en mejorar el desastroso historial de derechos humanos del país, sino que también ha trabajado para deshacer muchos de los logros en transparencia y el Estado de derecho que los grupos de derechos humanos”, apuntó.

Agregó que López Obrador es “el tipo de líder populista que se ha vuelto cada vez más popular en América Latina”.

Reconoció que la herencia de abusos en derechos humanos que López Obrador recibió al llegar al poder era una catástrofe, pero que no ha hecho nada por mejorarlo.

“Los soldados continúan matando a civiles, los homicidios se mantienen a tasas históricamente altas y según las cifras del gobierno, más de 25 mil personas han desaparecido durante su mandato”, argumentó.

Para Vivanco se hizo evidente el silencio de EU tras la reunión de la vicepresidenta Kamala Harris con López Obrador.

“Harris respondió inicialmente que había instado al presidente mexicano a respetar la independencia del sistema judicial, la prensa y la sociedad civil. Sin embargo, horas después, su portavoz emitió una corrección al servicio de EFE, diciendo que la vicepresidenta se había confundido. Ella y el presidente mexicano solo habían hablado de inmigración y economía y nada más”, expuso Vivanco.