Mundo

Una más de Bolsonaro: Afirma que vacuna COVID facilita desarrollo de SIDA

El mandatario de Brasil ha pasado meses sembrando dudas respecto a las vacunas, en especial la de Sinovac.

RÍO DE JANEIRO.- Facebook e Instagram retiraron de sus plataformas una transmisión en vivo del presidente brasileño Jair Bolsonaro en la que aseguró que la gente en el Reino Unido que ha recibido dos dosis de la vacuna contra el coronavirus está desarrollando SIDA más rápido de lo esperado.

La oficina de prensa de Facebook confirmó en un comunicado por email a The Associated Press que el contenido fue retirado la noche del domingo porque violaba la política de la red social sobre las vacunas contra COVID-19.

“Nuestras políticas no permiten afirmaciones de que las vacunas contra el COVID-19 maten o afecten gravemente a la gente”, se indicó en el comunicado.


La compañía no respondió a las preguntas de la AP sobre por qué transcurrieron tres días antes que el contenido, que fue muy criticado, fuera retirado o si las barreras idiomáticas jugaron un papel, dado que Bolsonaro hizo sus comentarios en portugués.

La afirmación ha sido una de las más extrañas que el presidente, quien contrajo coronavirus el año pasado y sigue sin vacunarse, haya hecho sobre la inmunización contra el COVID-19 hasta la fecha.

El mandatario ha pasado meses sembrando dudas respecto a las vacunas, en especial la que produce la farmacéutica china Sinovac. También advirtió a la población brasileña que no habrá un recurso legal contra Pfizer para quienes presenten efectos secundarios por la vacuna contra el coronavirus, e incluso bromeó que eso incluye a mujeres a las que les salga barba o a personas que se conviertan en caimanes.

El lunes, durante una entrevista por radio, Bolsonaro rechazó las críticas en su contra por propagar información falsa sobre el Sida, y afirmó que simplemente había leído un artículo publicado en octubre del año pasado en Brasil.

De hecho, el medio publicó un artículo vagamente relacionado y que concernía sólo al tipo de vacuna en la inyección rusa de Sputnik contra el coronavirus, cuyo uso no está autorizado en Brasil, de acuerdo con el servicio de verificación de información Aos Fatos.