Mundo

México “no tiene inconvenientes” en acoger a migrantes haitianos: Ebrard

El canciller dice que el país puede recibirlos, pero que el grueso quiere ir a Estados Unidos.

El Gobierno federal afirmó este lunes que “no tiene inconvenientes” en acoger a migrantes haitianos “siempre y cuando respeten las leyes” en medio de la crisis que ha dejado a decenas de miles de varados en las fronteras norte y sur de México.

“México no tiene inconveniente en que puedan estar en nuestro país, siempre y cuando respeten las leyes de México” declaró el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

Sus declaraciones ocurren después de que cerca de 13 mil migrantes, en su mayoría de Haití, quedaron retenidos por las autoridades migratorias de Estados Unidos en un campamento improvisado bajo el puente internacional que une Del Río, Texas, con Ciudad Acuña, Coahuila.


Los migrantes han estado cruzando desde el pasado martes a Estados Unidos y han desbordado a las autoridades migratorias, que han improvisado el campamento a la espera de ir procesando solicitudes de asilo o retornarlos a su país en aviones.

Los haitianos provienen de Brasil y Chile después de que, en agosto, el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS) informó de la ampliación del programa del Estatus de Protección Temporal (TPS), un anuncio que traficantes están tergiversando, según el canciller.

El secretario aseveró que el país puede recibirlos, pero que “el grueso quiere ir a Estados Unidos”.

“Nosotros estamos ofreciendo todo tipo de soluciones, vía el Instituto Nacional de Migración, algunos han aceptado el refugio en México, yo creo que el 15 por ciento, más o menos”, informó.

La región lidia con un flujo migratorio histórico, con 147 mil migrantes detectados en México de enero a agosto, el triple de 2020, y un récord de 212 mil detenidos solo en julio por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de Estados Unidos.

El Gobierno de México también ha recibido críticas por el despliegue de la Guardia Nacional y el Ejército en la frontera sur, de donde han surgido imágenes que muestran a los elementos mientras golpean a caravanas con migrantes de Haití y Centroamérica.

Ebrard comentó que México planteará “que haya un esfuerzo global y regional de apoyo a Haití porque sí tienen una situación muy difícil”.

En particular, buscarán que haya elecciones tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse en julio pasado, y apoyo humanitario, como vacunas, alimentos y medicinas.

“Somos el país de América Latina que ha mandado más apoyo a Haití y ahora queremos pedirle a Estados Unidos y a otros países del mundo, a la ONU, que tomemos medidas para que se pueda encontrar una mejor situación en ese país” aseguró.

El Gobierno de Estados Unidos insistió este lunes en que los migrantes que lleguen a la frontera sur del país de manera ilegal serán “devueltos” a sus naciones de origen, después del cruce masivo de los últimos días.

“Si viene a Estados Unidos ilegalmente, será devuelto. Su viaje no tendrá éxito y pondrá en peligro su vida y la de su familia”, dijo en una rueda de prensa en Del Río, Texas el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas.