Mundo

El mundo no está preparado para una nueva pandemia, advierte Bill Gates

El magnate estadounidense dice que el desigual acceso mundial a las vacunas COVID-19 es una ‘tragedia de salud pública’.

Bill Gates, cofundador de Microsoft, lamentó el escaso acceso a las vacunas COVID-19 en los países en desarrollo, advirtiendo que si las cosas no mejoran, el coronavirus podría ser tratado como una enfermedad de los pobres, ya que no se está haciendo lo suficiente para prepararse para una próxima pandemia.

Un nuevo informe de la Fundación Bill y Melinda Gates, con sede en Seattle, hizo un recordatorio de que muchas personas en todo el mundo todavía no pueden recibir la vacuna contra el COVID aunque la deseen. El documento que realiza dicha fundación, sirve para comprobar el progreso realizado en todo el mundo en los Objetivos de Desarrollo Sostenible para los próximos cinco años.

“La falta de acceso equitativo a las vacunas COVID-19 es una tragedia de salud pública”, advirtió el también filántropo multimillonario, en un comunicado que acompaña a la publicación del informe anual Goalkeepers de la Fundación Gates.


El último informe, publicado el pasado lunes por la noche, fue escrito por Bill Gates y Melinda French Gates como copresidentes de la fundación. Continúan liderando la Fundación Gates en esos roles durante un periodo de prueba de dos años después de su divorcio.

“Lo más preocupante es la situación económica en los países de bajos ingresos. Sus pérdidas económicas son muy altas y no pueden estimular sus economías de la misma manera que lo han hecho la mayoría de los países ricos y algunos de los países de ingresos medios. Y los niveles de endeudamiento se están acumulando. Por tanto, los préstamos estarán restringidos”, señala el documento.

Gates explicó que hasta la fecha, más del 80 por ciento de todas las vacunas contra el COVID-19 se habían administrado en países de ingresos altos y medianos altos, y algunas aseguraron dos o tres veces el número necesario para que pudieran cubrir los refuerzos.

La fundación recordó que en el Informe Goalkeepers del año pasado, el Institute for Health Metrics and Evaluation predijo una caída de 14 puntos porcentuales en la cobertura mundial de vacunas, borrando efectivamente 25 años de progreso en 25 semanas.

“Las mujeres enfrentan barreras estructurales en todos los rincones del mundo, lo que las hace más vulnerables a los impactos de la pandemia. Al invertir en las mujeres ahora y abordar estas desigualdades, los gobiernos pueden impulsar una recuperación más equitativa al tiempo que fortalecen sus economías frente a crisis futuras. No es solo lo correcto, sino una política inteligente que beneficiará a todos”, dijo Melinda Gates en sus comentarios.

Bill Gates también advirtió sobre el riesgo de una distribución desigual de vacunas el año pasado a medida que se desarrollaban las vacunas. “No podemos dejar atrás la pandemia hasta que todos, sin importar dónde vivan, tengan acceso a las vacunas”, dice el informe.

La Fundación Gates ha comprometido alrededor de 1.7 mil millones de dólares en los esfuerzos para combatir el COVID-19 y distribuir vacunas a nivel mundial en los últimos 18 meses.

Otros 30 millones de personas cayeron en la pobreza extrema el año pasado, revirtiendo muchos avances recientes, según las estadísticas citadas en el informe. Además, subraya el impacto de la pandemia en la educación y la igualdad de género en todo el mundo.