Mundo

A 20 años del 11-S, EU, aún con hambre de rendición de cuentas

El FBI divulga archivos sobre un posible vínculo saudí en el ataque terrorista.

WASHINGTON, DC.- Estados Unidos recordó el 20º aniversario del peor ataque terrorista de su historia con una amalgama de remembranza y rendición de cuentas, conforme la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) puso en marcha la divulgación de documentos sobre el incidente que costó la vida a 2 mil 977 personas el 11 de septiembre de 2001.

Visiblemente conmovido y con lágrimas, el presidente Joe Biden rindió tributos silenciosos y confortó a los deudos de las víctimas en cada uno de los tres sitios de los ataques: la zona cero, de Nueva York; el edificio del Pentágono aledaño a Washington, y Shanksville, Pensilvania.

El expresidente Barack Obama y su esposa Michelle, así como Bill Clinton y su esposa Hillary acompañaron a Biden y a su esposa Jill. “La parte medular de quienes somos sigue intacta”, deslizó el presidente. En la zona cero, de negro y con su guitarra, Bruce Springsteen entonó “Te veré en mis sueños”.

El llamado a la unidad nacional fue apuntalado por el inicio de la divulgación de documentos en poder del FBI, la cual fue aprobada por el presidente para cumplir con la exigencia de una total rendición de cuentas sobre los ataques terroristas.

El primer lote documental del FBI buscó arrojar luz sobre el involucramiento del gobierno de Arabia Saudita en el apoyo al complot terrorista, una de las condiciones que más de mil de los deudos de las víctimas impusieron a Biden para que pudiera encabezar las ceremonias del vigésimo aniversario.

Aunque los primeros documentos desvelaron la hoja de ruta del financiamiento a los terroristas, no confirmaron un involucramiento “oficial” del gobierno saudí; familiares de las víctimas que mantienen una demanda civil contra el gobierno saudí elogiaron su divulgación como parte de una obligación histórica. “Se han expuesto los secretos de los sauditas y ya era hora de que el reino se responsabilizara por el papel de sus funcionarios en el asesinato de personas en suelo estadounidense”, señaló la organización 9/11 Families.

Ese posible involucramiento sigue siendo motivo de controversia, toda vez que 15 de los 19 terroristas de Al Qaeda fueron ciudadanos saudíes.