Mundo

La otra crisis que tampoco se va: Cuba reporta récord de muertes por COVID-19 tras protestas

La isla atraviesa uno de los peores momentos de rebrote de la pandemia del nuevo coronavirus con más de 6,400 contagios en un día.

LA HABANA.- Cuba atraviesa uno de los peores momentos de rebrote de la pandemia de COVID-19 con más de 6 mil 400 contagios en un día -la víspera- y el récord de 67 muertos en una jornada, informaron este jueves las autoridades.

Pese a la aplicación masiva de por lo menos siete millones de dosis de vacunas de las producidas por su propia industria, en lo que va de julio se han reportado 69 mil 141 casos, 18 mil 500 más que en junio, indicó el director de epidemiología, Francisco Durán.

“Hoy es una mala jornada y lo decimos porque tenemos 67 personas que han fallecido (en el día de ayer) de COVID-19”, señaló Durán. “Ya no es el viejito con comorbilidades, están falleciendo personas jóvenes”, agregó alarmado.


Cuba es la única nación latinoamericana con vacunas propias: Abdalá, que ha sido aprobada por la entidad regulatoria en las semanas pasadas, y Soberana, en proceso. La primera con una efectividad del 92.28 por ciento y la segunda con 91.2 por ciento, según las autoridades.

“Tener un esquema de vacunación completo no protege de adquirir virus”, expresó Durán, quien recordó que, sin embargo, los antígenos protegen a los individuos para que el COVID-19 no llegue a un estadio de gravedad y al deceso.

Desde que comenzó la pandemia en marzo de 2020 se acumularon a la fecha 263 mil 086 casos positivos de los cuales fallecieron mil 726 personas.

La situación más criticas sigue ocurriendo en la central provincia de Matanzas, a donde se encuentra el polo turístico de Varadero. Hospitales colapsados, falta de infraestructura y el agotamiento de personal de salud obligó a las autoridades a enviar médicos cubanos de la Brigada Henry Reeve, especializada en desastres y que suele prestar atención en el extranjero.


Unos 103 que estaban en Venezuela y otros 79 en Azerbaiyán se incorporaron a las labores en Matanzas, un territorio pequeño y séptimo en población en toda Cuba.

Durán reportó que en Matanzas se confirmaron 2 mil 159 casos, cuando en la capital -la ciudad más grande del país- se reportaron 655.

El COVID-19 es un factor más que se agregó a la crisis económica que atraviesa la isla y a problemas de disturbios del fin de semana pasado.

Las autoridades informaron que en septiembre vacunarán a todos los niños de entre tres y 18 años.