Bloomberg

Trudeau, cuyo papá era amigo de Castro, le ‘entra’ al conflicto en Cuba... y lo acusan de ‘tibio’

Cuando Fidel Castro murió en 2016, Trudeau elogió al expresidente cubano como un ‘legendario revolucionario y orador’.

Justin Trudeau dijo que Canadá presionará por una mayor libertad en Cuba... pero se quedó sin condenar la ola de arrestos y un aparente intento de cerrar las redes sociales después de que protestas callejeras sin precedentes sacudieron a la nación comunista desde el domingo.

El primer ministro canadiense, cuyo padre era amigo de Fidel Castro, se pronunció un día después de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, advirtiera al gobierno cubano contra una respuesta de mano dura a los manifestantes.

“Canadá siempre ha sido amigo del pueblo cubano”, expuso Trudeau el martes cuando se le preguntó sobre las medidas de La Habana para sofocar la disidencia. “Siempre hemos pedido mayores libertades y más defensa de los derechos humanos en Cuba. Continuaremos estando allí para apoyar a los cubanos en su deseo de mayor paz, mayor estabilidad y mayor voz sobre cómo van las cosas “.


Canadá nunca rompió relaciones con la nación caribeña después de la revolución que llevó a Castro al poder en 1959 y casi llevó a Estados Unidos y Rusia a una guerra nuclear a principios de la década de 1960. Antes de que la pandemia cerrara los viajes, los viajeros canadienses eran la mayor fuente de turismo extranjero a la isla.

Hace dos años, el gobierno de Trudeau intentó utilizar sus cordiales lazos para persuadir a Cuba de mediar en la crisis política en Venezuela en medio del intento de Washington de expulsar a Nicolás Maduro del poder.

Pero el tono amistoso del primer ministro hacia Cuba ha sorprendido en el pasado, y su principal rival político aprovechó sus últimos comentarios. “No podemos permitirnos más de la ardiente admiración del señor Trudeau por las dictaduras”, dijo la líder conservadora Erin O’Toole en un comunicado que condenó “los terribles actos de opresión, asesinato y tiranía” del régimen cubano.

Cuando Fidel Castro murió en 2016, Trudeau elogió al expresidente cubano como un “legendario revolucionario y orador” que “hizo mejoras significativas en la educación y la atención médica de su nación isleña”. Aunque reconoció que Castro era una “figura controvertida”, no mencionó los derechos humanos en ese momento, lo que provocó parodias virales y críticas de senadores cubanoamericanos como Marco Rubio y Ted Cruz.

En las protestas del domingo, miles de personas llenaron las calles de La Habana, Santiago de Cuba y otras ciudades, denunciando el aumento de los precios, la falta de productos básicos y los frecuentes apagones. Representan el mayor desafío hasta ahora para el liderazgo de Miguel Díaz-Canel, quien asumió como presidente del hermano menor de Fidel, Raúl Castro, en 2018 y como jefe del todopoderoso Partido Comunista este año.

El gobierno cubano no ha dicho cuántas personas han sido detenidas. Pero Cuba Decide, un grupo a favor de la democracia en la isla, dijo en un tuit el martes que más de 150 han sido encerrados por la policía y la seguridad estatal.

Antes de las declaraciones de Trudeau, el secretario de prensa del canciller Marc Garneau declinó una solicitud de comentarios sobre las protestas. Una portavoz de Asuntos Globales de Canadá dijo más tarde el lunes que el gobierno estaba monitoreando la situación en Cuba y estaba preocupado por los eventos recientes.


Con la asistencia de Kait Bolongaro.