Mundo

Reguladores europeos piden a AstraZeneca que incluya a los coágulos como efecto secundario en etiquetado de vacuna

Tanto AstraZeneca como los reguladores resultaron que los beneficios de la vacuna superan los riesgos.

Reguladores de medicamentos de la Unión Europea y del Reino Unido pidieron a AstraZeneca que incluya a los coágulos como un efecto secundario de la vacuna contra COVID-19 que desarrolló en conjunto con Oxford, dijo este miércoles la farmacéutica en un comunicado.

Más temprano, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA por sus siglas en inglés) señaló que existe un posible vínculo entre la vacuna COVID de AstraZeneca y un tipo raro de coágulo de sangre en el cerebro.

Esta evaluación también fue hecha por la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA por sus siglas en inglés) del Reino Unido. Las autoridades británicas recomendaron que la vacuna de Astra-Oxford no se use en personas menores de 30 años.


AstraZeneca, en el comunicado publicado este miércoles, notó estos señalamientos y agregó que los eventos de coágulos son extremadamente raros en un universo de más de 200 millones de personas que han recibido su vacuna contra COVID, algo que también enfatizaron los reguladores europeos.

“AstraZeneca colabora activamente con los organismos reguladores para aplicar estos efectos en la información del producto. Y ya se está trabajando para comprender los casos individuales, la epidemiología y los posibles mecanismos que podrían explicar estos acontecimientos extremadamente raros”. informó la farmacéutica.

La compañía resaltó lo que los reguladores también señalaron: que, a pesar de los eventos de coágulos, los beneficios de la vacuna siguen siendo mayores que los riesgos.

“Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo este día que, según la información actual, se considera plausible una relación causal )entre la vacuna y los coágulos), pero no es algo confirmado; y añadió que se necesitan más estudios especializados para comprender plenamente la posible relación entre la vacunación y los posibles factores de riesgo”, comentó.