Monterrey

Prevén alza de 10% en precios de la vivienda

El mercado de la vivienda en Monterrey es el que está teniendo el crecimiento más agresivo en Nuevo León.

Debido a que durante los años de pandemia los precios de las viviendas no registraron incrementos, a lo cual se le suma las alzas que han registrado los costos de construcción de las mismas, especialistas esperan que los precios de éstas se incrementen aproximadamente 10 por ciento este año.

“Durante la pandemia las alzas de precios de la vivienda estuvieron por debajo de la inflación, pero lo que sí acabó pasando es que a principios del 2022 empezamos a ver un alza de precios ya bastante más importante y estimamos que en los próximos años va a haber plusvalías de hasta 10 por ciento”, dijo Víctor Noguera, cofundador de Flat.mx.

“Lo anterior por varias razones, los precios de construcción subieron, entonces las nuevas edificaciones van a ser más caras y éstas van a empujar los precios de las viviendas usadas, que también son afectados por la inflación en general, aunado a que durante la pandemia los precios no subieron, por lo que hay una plusvalía que no ocurrió durante dos años y es algo que hay que recuperar”, agregó.

“La carestía en los materiales de construcción es uno de los factores que le está costando mucho a los desarrolladores, lo que se reflejará en un incremento en los precios de la vivienda”, dijo Gerardo Fernández, director general en México de Tuhabit.

Comentó que el mercado de la vivienda en Monterrey es el que está teniendo el crecimiento más agresivo en Nuevo León.

“Dentro de Nuevo León lo que estamos viendo es que Monterrey en particular es el que está teniendo un crecimiento de la vivienda más agresivo, y creo que en esta ciudad la plusvalía a futuro sería de alrededor de nueve a 10 por ciento”, agregó.

Dijo que un factor que impulsará al mercado es el nearschoring, ya que la llegada de nuevas empresas a la entidad implicaría un incremento en la demanda de vivienda, lo cual ya se está viendo en las ciudades del Norte del país.

En este sentido, Noguera comentó que “por el hecho de que muchas fábricas se están trasladando aquí va a seguir habiendo demanda de vivienda, sobre todo en el segmento social y por eso estamos agresivamente apostando por éste, donde creemos que hay una necesidad enorme”.

“Vimos incrementos en los precios de la vivienda en el segundo y tercer trimestre del año pasado y probablemente se haya registrado uno mayor al nueve por ciento en el último trimestre del 2022, y empezando este año va a seguir esa tendencia, a menos de que haya una baja importante en inflación, por lo que creo que al final lo que esperamos es que sigan creciendo los precios de la vivienda, siga habiendo plusvalía”, dijo Jorge Paredes, presidente de Realty World México.

“La inflación, las altas tasas de interés y la desaceleración de Estados Unidos es la mezcla perfecta para evitar que crezca la industria de la vivienda, por lo que esperamos que probablemente tengamos una ligera baja en la producción y colocación de vivienda”, agregó.

Fernández señaló que Nuevo León es la entidad donde más se otorgan créditos de vivienda, lo que significa que hay un gran dinamismo del mercado inmobiliario, sobre todo en este momento y aunque siempre la primera intención de compra es una vivienda nueva, el mercado de casas usada es cada vez más fuerte.

Respecto a las tasas de interés hipotecarias, Fernández comentó que éstas se mantendrán estables el próximo año, pero que en el corto plazo las instituciones financieras otorgarían créditos a tasa variable.

En cuanto al desempeño de Tuhabit en Monterrey, el directivo dijo que, “en la ciudad hay 1.6 millones de viviendas, de las cuales te diría que casi un millón de ellas es nuestro objetivo porque compramos casas de hasta casi cuatro millones de pesos en ciertas zonas.

“Hemos detectado que la gente está buscando espacios más grandes, más céntricos, hay viene gente que viene de otros lados y empiezan a buscar propiedades, por lo que el dinamismo de la vivienda usada en Monterrey cada vez se está acelerando más”.

“Hemos hecho cerca de seis mil transacciones en Monterrey en lo que va del año y pinta para ser una ciudad muy importante dentro del tiempo que llevamos acá”, agregó.

Detalló que aproximadamente el 70 por ciento de la cartera que tiene es vivienda con precios menores a 500 mil pesos y el resto entre 1.5 y cuatro millones de pesos.

En cuanto al comportamiento en las tasas de interés, Noguera dijo que hace poco más de seis meses en México éstas estaban en 10 por ciento y ahora andan en 11 por ciento, un alza menor a la registrada en el mercado de Estados Unidos, que pasaron de tres a siete por ciento.

Dijo que todavía ven que la mayoría de bancos están dando créditos a tasas fijas, pero creo que esto va a ir cambiando con el tiempo, aunque algunos créditos ya están a tasa variable todavía la mayoría sigue siendo a tasa fija.

Respecto al desempeño de Flat.mx, el directivo comentó que “estamos viendo crecimientos bastante más grandes en Monterrey que en la Ciudad de México, somos todavía muy pequeños, dentro de esas 40 mil compras de vivienda representamos un porcentaje pequeño, pero creemos que hay muchísima oportunidad para para seguir ayudando a la gente a encontrar la vivienda que necesita, cuando la necesita

“A Nuevo León lo vimos bastante fuerte el año pasado, cuando se otorgaron de principios de año hasta octubre próximamente unos 50 mil financiamientos, de los cuales aproximadamente 40 mil son para destino de compra de vivienda, los otros 10 mil son también con garantía de vivienda, pero son para remodelación o para otras cosas”, agregó Noguera.

“Abrimos la oficina en Monterrey hace unos meses, lo que vemos es que hay una buena diversidad de propiedades, a diferencia de la Ciudad de México donde hay mucha más vivienda usada en Monterrey hay una mezcla tanto de vivienda usada como de vivienda nueva y está muy fuerte y hay un incremento muy grande en el sector vivienda social, y a mí en particular a Monterrey lo vemos como un mercado con muchísimo potencial y por eso decimos llegar a la ciudad”, comentó.

“En Monterrey está pasando lo mismo que en muchas otras grandes ciudades, se está quedando con cada vez menos espacio, se está construyendo menos, entonces la vivienda usada es lo que tiene que empezar a crecer, además hay otro factor importante que en los últimos dos años los costos de construcción han crecido 30 por ciento, lo que impulsa la vivienda usada”, concluyó.

También lee: